Imagen: foto-1.jpg

En este
post vamos a ver un ejemplo de cómo tejeríamos un dibujo de rombos con intarsia
y jaquard. El dibujo lo puedes hacer tan amplio como quieras o si lo prefieres,
hacer el tuyo propio: solamente necesitarás un par de ovillos de colores, una
hoja cuadriculada para hacer el dibujo y un lápiz. Recuerda que si haces tu
propio dibujo: las vueltas pares las debes leer de derecha a izquierda y las
impares de izquierda a derecha. Así que ¡manos a la obra!

Imagen: foto-2.jpg

Para
este tutorial hemos utilizado un ovillo de algodón Pima en color crudo, una de nuestras madejas de Twist
and Shout

(que previamente hemos convertido en ovillo, aquí te dejamos el proceso de cómo ovillar una madeja) y nuestras agujas de tejer de
madera de haya de 5mm
.

Los
puntos que vamos a utilizar y que conviene repasar para este paso a paso son
los siguientes:

También te dejamos este post en el que te
explicamos algunos trucos para que tu punto
jaquard quede perfecto
.

Antes de comenzar vamos a identificar qué
color será el A (la base) y cuál el B (el que irá haciendo el dibujo). Nosotros
hemos puesto el color crudo que nos hará de fondo como el color A y el marrón
como el B, que irá formando los rombitos.

Imagen: foto-3.jpg

Comenzaremos montando un número de puntos
que sea impar con el color A.

Imagen: foto-4.jpg

Vuelta 1 (derecho
del tejido)
: con
el color A teje los dos primeros puntos del derecho, *a continuación con el
color B teje del derecho 1 punto y otros 3 también del derecho con el color A*.
Repite de * a * hasta que sólo te queden 2 puntos en la aguja, que tejerás del
derecho.

Si tienes alguna duda de cómo pasar
correctamente las hebras en los cambios de color al final del post hay un breve
tip para que véas cómo se hace 😉

Imagen: foto-5.jpg

Vuelta 2 (revés del
tejido)
: con
el color A teje del revés los dos primeros puntos de la vuelta, *a continuación
teje con el color B 1 punto del revés y con el color A 3 puntos más del revés*.
Repite de * a * hasta que sólo te queden 2 puntos en la aguja, que tejerás del
revés.

Imagen: foto-6.jpg

Vuelta 3 (derecho
del tejido)
: con
el color A teje el primer punto de la vuelta del derecho. *A continuación teje
1 punto con el color B del derecho y con el color A otro punto más del
derecho*. Repite de  * a * hasta el final
de la vuelta.

Imagen: foto-7.jpg

Vuelta 4 (revés del
tejido)
: con
el color A teje el primer punto de la vuelta del revés. *A continuación teje 1
punto con el color B del revés y con el color A otro punto más del revés*.
Repite de  * a * hasta el final de la
vuelta.

Imagen: foto-8.jpg

Vuelta 5 (derecho
del tejido)
: *con
el color B teje 1 punto del derecho, después con el color A teje los 3 puntos
siguientes también del derecho*. Continúa de * a * hasta que sólo quede 1 punto
en la aguja, que tejerás también del derecho con el color B.

Imagen: foto-9.jpg

Vuelta 6 (revés del
tejido)
: *con
el color B teje 1 punto del revés, después con el color A teje los 3 puntos
siguientes también del revés*. Continúa de * a * hasta que sólo quede 1 punto
en la aguja, que tejerás también del revés con el color B.

Imagen: foto-10.jpg

Vuelta 7 (derecho
del tejido)
: *con
el color A teje 1 punto del derecho y con el color B continúa tejiendo 1 punto
del derecho*. Repite de * a * hasta que sólo quede un punto en la aguja, que
tejerás con el color A también del derecho.

Imagen: foto-11.jpg

Vuelta 8 (revés del
tejido)
: *con
el color A teje 1 punto del revés y con el color B continúa tejiendo 1 punto
del revés*. Repite de * a * hasta que sólo quede un punto en la aguja, que
tejerás con el color A también del revés.

Cómo ir pasando las
hebras en los cambios de color

Imagen: foto-12.jpg

Recuerda que para que el revés salga lo
más pulido posible y que los ovillos no se acaben enredando el color A siempre
lo debes ir pasando por encima del color B en las vueltas del derecho.

Imagen: foto-13.jpg

Y que esto mismo también lo debes mantener
en las vueltas del revés: el color A siempre tiene que ir pasando por encima
del color B.

También ten en cuenta que debes tener
cuidado con no apretar demasiado cuando cambies de color, para que el tejido no
se encoja ni presente cambios de tensión que hará que no quede del todo bonito.
Si es necesario cuando cambies el color y tejas los puntos correspondientes ve
estirando levemente el tejido para que las hebras del revés se acomoden.

Imagen: foto-14.jpg

¿Quieres que tu tejido se alargue? Repite
las vueltas de la 1 a la 8 tantas veces como necesites.

Es muy divertido y a la vez laborioso
tejer un punto a dos colores, pero también es gratificante el resultado que se
obtiene y los proyectos que puedes crear con ello son infinitos. Estaremos
encantados de que nos compartas estos proyectos en redes sociales con el
hashtag #weareknitters.

Estás leyendo el post Cómo combinar intarsia y jaquard appeared first on The Blog – ES.

©