Nos suelen gustar mucho en general verdad? Este tipo de vestido siempre viene bien cuando quieres verte mona eso sí, sin perder nada de comodidad.

Y si no quieres verte demasiado “ñoña” es fundamental acompañarlo con los accesorios, zapatos y bolso adecuados para darle un toque diferente, eso hice yo hoy y este es el resultado.




Llevo vestido de MIOH, sandalias con suela y tacón de madera, tiras de rafia y cordón de cuero con borlones de PIKOLINOS, bolso CHLOÉ, gafas de DIOR y reloj con correa de piel marrón y anillos en oro rosa con circonitas, todo de FOLLI FOLLIE.

Feliz jueves!!!

©