Ventajas y desventajas de vivir en una casa grande



Llevo un mes de locos donde estoy todo el rato en carretera desde Valencia a Barcelona y viceversa. De hecho hay veces que me levanto y ya casi no sé en qué casa estoy… Y eso que ambos pisos no pueden ser más diferentes. 
Valencia a parte de una luz espectacular, disfrutaba de todas la ventajas de una casa pequeña: con todo a mano, siempre recogido y mi ingenio puesto en conseguir aprovechar los metros cuadrados.
En Barcelona vivimos en una casa grande, a las afueras de la ciudad. con jardín. Greta y Oker  están disfrutando muchísimo.  Al tener más metros cuadrados, cuesta un poco hacerla tu hogar y darle esa calidez que tanto nos gusta. Aunque cenar al aire libre o invitar amigos a tomar algo lo compensa todo. 
Ambas casas me fascinan, pero es cierto que si vas a mudarte a una casa más grande hay algunos puntos que no debes pasar por alto… 
– La temperatura para estar en casa más cómodos. En Valencia, al ser un piso pequeño, con poca cosa tenéis la casa fresquita en verano y calentita en invierno. En Barcelona esto ha cambiado y es una desembolso importante estar a 21 ó 22 grados todo el año. 
Por este motivo, desde el minuto cero quería probar Climair de Novo un aparatito (sin cables) que podemos instalar en cualquier punto de la casa y controla que la temperatura sea la ideal. 
No es un termostato al uso, puesto que gracias al WIFI podemos regular la temperatura desde el móvil o avisarle antes de llegar a casa. Además, tiene temporizador para ayudarnos a reducir la factura de la luz. 
– La seguridad es esencial en una casa baja, así que a lo mejor te toca contratar un sistema de alarma. 
– Tener un salón enorme, una buena cocina y un baño extra es genial. Sobre todo, si eres como yo que se pasa el día cambiando la decoración, moviendo muebles, haciendo DIY y dando vueltas a las composiciones de las paredes. 
– Por último, la gran ventaja es disfrutar del jardín y el patio. Ver a Oker y Greta felices no tiene precio, les encantan las siestas al sol o correr sin parar. ¡Hemos pasado un verano 10!
Y tú… ¿eres de casa grande o apartamento? 

©