Desde su descubrimiento en 1981, miles de científicos se han dedicado a buscar una cura para el Virus de Inmunodeficiencia Adquirida (VIH). Sin embargo, existen buenas noticias para la tarea de prevención.

Un estudio dirigido por el doctor Sinead Delany-Moretlwe, demostró que una vacuna experimental es capaz de inhibir el contagio del VIH en las mujeres. El estudio fue pausado después de saber que la vacuna era más efectiva que la toma de la píldora diaria de Truvada, medicamento que ayuda a prevenir el contagio de VIH por medio de las relaciones sexuales.

Un proceso importante y destacable

Médico aplicando una inyección el brazo de una persona

Este estudio se realizó en siete países de África y participaron 3 mil 223 mujeres de entre 18 a 45 años. En este continente, la mayoría de las mujeres no tiene acceso a métodos anticonceptivos como el condón femenino o masculino, por lo que contraer enfermedades de transmisión sexual (ETS) es más común de lo que se cree. Es por ello que para la Organización de las Naciones Unidas (ONU) es importante que los ciudadanos tengan acceso a medicamentos que ayuden a prevenir dichas enfermedades.

Un gran avance científico

Gerinja con un lazo rojo, indicando la lucha contra el VIH

Anteriormente, algunas mujeres tomaban las píldoras Truvada como parte del tratamiento, pero debido a la investigación estudio se supo que las inyecciones de cabotegravir son 89 por ciento más efectivas y solo es necesario aplicar una dosis cada ocho semanas.

Este es un avance muy importante. No creo que podamos destacar lo suficiente la importancia de este estudio.

-Anthony Fauci, colaborador del estudio

A pesar de los grandes logros, los investigadores aseguran que es importante continuar con los estudios, pues no es recomendable confiar solamente en un medicamento, pero es grandioso tener una opción más para la prevención del VIH.

©











Loading...