Iniciar una nueva etapa vital puede que en ocasiones se acompañe de cambios en la forma de vida. Eso es lo que les pasó a la pareja de propietarios de esta vivienda que, una vez se retiraron de la actividad laboral optaron por mudarse y emprender su nuevo ciclo vital en una nueva casa rodeada de naturaleza. La vivienda, situada en la localidad belga de Koksijde, es un diseño del estudio Baro, ubicado en Gante, y desarrollado por el equipo de arquitectos de Vanbecelaere Hauspie, con sede en Veurne.

Dentro de la casa, los propietarios pasa la mayor parte del tiempo en la cocina abierta, el salón y la biblioteca. En el acogedor rincón de lectura, donde la luz se puede atenuar un poco y la música clásica suena un poco más fuerte, los frentes de armarios integrados en blanco se combinan con un sistema de estanterías hechas a medida con tablas de Dinesen.

La vivienda, inmersa en plena reserva natural, cuenta con uno de los mejores telones cuyo paisaje va cambiando al ritmo de las estaciones. Con la voluntad de corresponder el interior con la naturaleza circundante, se apostó por el empleo de materiales artesanales, mano de obra de proximidad y por una decoración serena y evocadora. Si bien el techo se ha recubierto de hormigón, el suelo procede de la Selva Negra tras un flechazo que tuvieron los propietarios al verlo instalado en la Galería Saatchi de Londres. Y es que la pasión por los viajes también se hace muy presente en el hogar, igual que es muy presente en sus vidas. Desde Tokio y Londres hasta las Tierras Altas de Escocia, son varias las referencias. Pero por encima de todos los destinos está Koksijde, al que regresan para disfrutar de su retiro y su nuevo hogar.

©









Govoyagin Many GEOs


Loading...
Banggood WW
Tidebuy WW