A 300 km del Himalaya se encuentran las montañas de Nanda Devi, uno de los puntos más altos del país en la ciudad histórica de Almora. En este recóndito paisaje, rodeado de bambú, se encuentra el hotel de lujo Kumaon, un sencillo edificio modernista con toques tradicionales de las casas típicas de la región. Los materiales utilizados, piedras, bambú, madera de pino y telas, tanto para la estructura como para el mobiliario, fueron comprados localmente y procesados por artesanos locales.

Hotel Kumaon.

Las diez villas de lujo son un ejemplo de respeto por el paisaje y el entorno ya que no se ha sometido a la tierra al edificio, sino que se ha integrado como si siempre hubiera estado ahí. Las villas se encuentran separadas en el paisaje, dando privacidad a cada habitación y con vistas a las magníficas montañas de Nanda Devi en la distancia. Las paredes giratorias de vidrio maximizan y enmarcan las vistas de los bosques, las terrazas y los picos de las montañas. Todas las habitaciones tienen bukharis que son estufas de leña para garantizar el calor en invierno. Casi todos los elementos de la construcción están hechos a mano en el sitio, con un énfasis particular en el autodiseño y la fabricación.

Hotel Kumaon.

El ladrillo de cenizas volantes está acabado con una capa de pintura en el interior, trabajando con los sofitos de hormigón expuestos y las paredes de hormigón de kaddapa (piedra negra) para crear una sensación minimalista y rústica. Los espacios al aire libre están pavimentados con un granito indio más economicado, parecido al cemento llamado Kota, mientras que las puertas, pisos y marcos de las ventanas están hechos de madera de pino local.

Hotel Kumaon.

Los galardonados arquitectos de Sri Lanka Pradeep Kodikara y Juneshi Samaraweera, del estudio de arquitectura Zowa, son los responsables de este precioso proyecto espíritu del modernismo tropical en un diseño de montaña único con un fuerte carácter vinculado a la naturaleza y la sostenibilidad. Muestra de ello es el sistema de recolección de agua de lluvia que han diseñado, que recoge y transfiere toda el agua a un gran tanque de retención en la parte inferior del hotel.

Hotel Kumaon.
Hotel Kumaon.

El edificio principal alberga una biblioteca, un salón para leer junto a la chimenea, terrazas para cenar al aire libre y hacer yoga; además de un restaurante gourmet con las vistas a la montaña de Nanda Devi. Todo pensando para satisfacer nuestros instintos más primarios con la degustación de platos típicos locales con productos cultivados en el mismo hotel, desde un zumo de sandía recién exprimido a un cordero al curry.

Hotel Kumaon.

Kumaon no solo destaca por su magnífico diseño, sino por su localización. Desde ahí las posibilidades de conocer la India son infinitas, puedes empezar por Cranks Ridge, la colina hippie que lleva hasta el templo de Kasar Devi, se dice que hasta aquí venían muchos artistas a buscar la calma e inspiración. Swami Vivekananda, DH Lawrence, Timothy Leary y Bob Dylan, por nombrar algunos.

Hotel Kumaon.

Si buscas algo tranquilo y relajante, los paseos por los bosques y aldeas son la mejor opción. La caminata de Kasar Devi para conocer la vida local o la excursión para visitar el templo de Chetai que venera a Golu Dev. Allí los fieles piden un deseo y, si se les concede, regresan con una campana para el templo, por eso hay tantas.

Hotel Kumaon.

También se puede visitar la pradera de Binsar, para conocer el pueblo de Kaparkhan y llegar al famoso Binsar Wildlife Sanctuary, una reserva natural protegida para observar osos pardos e incluso leopardos. También el paseo para conocer la capital, Almora, una ciudad con tradición del metal, donde no puede faltar una visita a su mercado local. Un verdadero regalo para los sentidos.

Hotel Kumaon.

©






 

SUBSCRIBE:  DIY & Craft feed | Home & Garden feed Fashion & Style feed

 

Related Post: