Si este post lo hubiera hecho la primavera pasada o hace un mes hubierais pensado que estaba loca, pero lo cierto es que la primavera llegó a España cargada de nieve en algunos puntos de la península, las redes se llenaron de vídeos con copos por todas partes y un frío propio del mas duro invierno.
Se me ocurrió así hacer un post mezclando ambas cosas  NIEVE Y PRIMAVERA. Así fue como encontré este porche nórdico al que ni el frío ni la nieve han resultado un problema para conseguir un ambiente 100% cálido y acogedor.
Madera, fibras naturales y unos tulipanes rojos han sido la clave para conseguir ese efecto, además de colores cálidos dentro de la gama de los tierras y un sinfín de alfombras de pelo que se integran en asientos para que puedas disfrutar de un atardecer nevado sin pasar ni una pizca de frío.
¿Has podido ver la nieve en primavera?

¿Que te ha parecido la idea de este porche nevado?

©











Loading...