Todo al blanco

Si el sofá de terciopelo azul profundo en la sala de este apartamento dúplex blanco no estuviera allí, podríamos encontrar la decoración de este espacio exitosa, pero un poco aburrida. Afortunadamente, este rasgo de audacia permite salir de lo habitual, incluso los volúmenes siguen siendo atractivos.

Para aquellos que buscan algo fuera de lo común en su decoración, este apartamento se inspira en los loft de Nueva York, con un ambiente industrial en blanco, y mucha personalidad.

La escasa luz natural de la que disfrutan las casas nórdicas ‘obliga’, en cierta forma a los diseñadores, a que los interiores sean lo más diáfanos posibles, como es el caso de este preciosa vivienda. El juego de vigas y estructura de escalera vista y los grandes ventanales, le dan ese toque industrial medido a todo el interior. Un solado continuo de hormigón pulido, da unificación al espacio y los acentos en negro, hacen que destaquen las piezas de mobiliario.

En este interior observamos como los objetos principalmente cuentan con estructura o acentos metálicos, adaptados al espacio. Agrupar varios elementos de este estilo tan particular crea un mayor impacto. Hay un predominio de la luz y de elementos de líneas rectas, prácticamente sin curvas. Para decorar, fotos en blanco y negro, y elementos con detalles urbanos y geométricos,etc. En la planta de arriba cuenta con la calidez de la madera para el suelo y toques en color berenjena y empolvados. Todo un acierto.

Si te gustan los espacios modernos, abiertos y funcionales, con materiales a la vista y mobiliario utilitario, el estilo industrial es para ti.  ¿te animas?

vía

©






Loading...