‘Superpapá’ soltero adopta a su quinto hijo con discapacidad



Ben Carpenter es un hombre por el que deberíamos festejar muy especialmente este Día del Padre. Se trata de un inglés de 35 años, soltero y sin pareja, que ha adoptado recientemente a su quinto hijo y, como los demás, se trata de un niño con discapacidad.

Como un superpapá definen familiares y amigos a Ben, quien a los 21 años decidió que quería adoptar; hoy, 10 años después, ha concluido los trámites para incorporar a Noah, su quinto hijo a la familia, y no descarta adoptar más.

Ben Carpenter con sus cuatro hijos al aire libre

Este papá especial, en cuyos planes a corto plazo no está una relación de pareja, trabaja en una escuela para niños y adultos con discapacidad y fue ahí donde supo que “lo correcto para mí era adoptar a un nene con discapacidad, ya que podría cuidar de él adecuadamente”, señala.

Jack, con autismo; Ruby, con síndrome de Pierre Robin y uso limitado de sus brazos debido a la falta de huesos; Lily, con sordera, y Joseph, con síndrome de Down, son los ahora hermanos de Noah, quien padece una afección genética conocida como síndrome de Cornelia de Lange.

Ben Carpenter lee algo a sus hijos dentro de la casa

Carpenter sabe que no tiene impedimentos físicos para ser padre de forma biológica, pero se eligió la opción de adoptar: “puede que ellos no tengan la misma sangre, pero a quién le importa”, ha dicho.

©