Se disfrazó de mujer para que su hija tuviera a quién cantarle el Día de las Madres

Hay veces en que una persona tiene que hacer el papel de mamá y papá y llenar el lugar del otro para que la ausencia no sea tan dura. Daniel Correa de 33 años, originario de Goiania, Brasil, se vistió de mujer para que su hija Luna tuviera a quien cantarle en el Día de las Madres.

Daniel perdió a su esposa, Stella, tras dos años de lucha contra el lupus y cuando se celebró el festival para las madres en la escuela de la pequeña, ella le hizo una petición especial: que se disfrazara de su mamá.

Daniel Correa, papá viudo de una niña, se disfraza de mujer para asistir al festival del Día de las Madres de la escuela, con barba rosa, peluca rubia y vestido floreado

Luna no había participado en los festivales desde que su madre murió en el 2016, pero quiso que este año las cosas fueran diferentes:

Cada Día de las Madres es triste para ella, pero esta vez me dijo que estaban ensayando una canción y con los ojos llenos de lágrimas me pidió que fuera su mamá por un día, que me pintara la barba rosa y el cabello rubio igual que su madre.

Daniel Correa, papá viudo de una niña, se disfraza de mujer para asistir al festival del Día de las Madres de la escuela, con barba rosa, peluca rubia y vestido floreado

Aunque trató de persuadirla para que llevara a su abuela o a su tía, al final se dio por vencido pues se trataba de algo muy importante para la niña.

Así que con la ayuda de su hermana se tiñó la barba de rosa, se colocó una peluca rubia y se puso un vestido floreado para celebrar junto con Luna el recuerdo de su madre.

Daniel Correa, papá viudo de una niña, se disfraza de mujer para asistir al festival del Día de las Madres de la escuela, con barba rosa, peluca rubia y vestido floreado; papá abrazando a su hija

El Día de las Madres es una fecha para conmemorar el amor que sentimos por nuestras mamás, para llenarlas de regalos y abrazos, pero para algunos se ha convertido en un día en el que las ausencias se sienten más que nunca. Por suerte existen papás como Daniel, que hacen todo lo posible para mantener vivo el recuerdo y construir otros nuevos.

La muerte es inevitable, pero no necesitamos pasar por esto de forma triste. Cuando lo aceptas es cuando se da el cambio para todos. Amo a Luna y volvería hacer esto por ella.

©






Loading...