Como parte de su compromiso para fomentar el mejor uso del espacio e innovación técnica, Rolex apoya la Exposición Internacional de Arquitectura de La Bienal de Venecia como socio y reloj exclusivo por tercera vez desde 2014. En esta nueva participación acude con numerosos proyectos que vuelven a posicionar a la relojera suiza como una de las marcas más comprometidas con el diseño, el arte y la educación.

Arquitectos

La conexión creativa entre la arquitectura y el diseño de los relojes Rolex se ha visto reflejado nuevamente en La Biennale con la presentación del nuevo pabellón, construido expresamente para celebrar su 16ª edición, que tiene lugar del 26 de mayo hasta el 25 de noviembre. El resultado ha sido un ejemplo destreza y elegancia que respira un diseño continuista en el que se usa el icónico reloj Oyster Perpetual Day-Date como musa del proyecto. El techo plano y las paredes laterales del pabellón están formadas por pliegues angulares de bronce, metal anodizado y vidrio, dando lugar a una estructura de gran tamaño y liviana a un mismo tiempo.

Libro entre David Chipperfield y Simon Kretz.

En el interior se puede disfrutar del trabajo del arquitecto británico David Chipperfield junto a su “protegido” suizo, Simon Kretz, quienes pasaron entre 2016 y 2017 colaborando juntos a través de la iniciativa Rolex Mentor and Protégé Arts. La asociación dio como resultado el libro Sobre la planificación: un experimento de pensamiento, el cual explora cómo enfoques más holísticos para el desarrollo urbano pueden crear ciudades que promuevan el bienestar de sus ciudadanos a través de una mayor inclusión y pensamiento innovador.

El tema de la exposición de este año de La Bienal, Freespace, pretende destacar los ejemplos más inspiradores de la “generosidad de espíritu y sentido de la humanidad” de la arquitectura, un esfuerzo necesario para reforzar el desarrollo sostenible de las ciudades y sus habitantes.

Proyecto de planificación en Shoreditch.

Uno de los hallazgos clave en esta colaboración de un año entre mentor y protegido ha sido la confirmación del valor de crear modelos alternativos de desarrollo, como los llamados “experimentos mentales” para estimular las discusiones sobre los diseños con las comunidades locales. Los resultados de este experimento sobre un antiguo depósito de carga en la frontera con el East End con Shoreditch se muestran en el Pabellón Rolex en una serie de nueve modelos sorprendentes hechos por estudiantes del Departamento de Arquitectura ETH Zurich.



La iniciativa Rolex Mentor and Protégé Arts Initiative es uno de los programas filantrópicos internacionales de Rolex, el cual busca talentosos artistas jóvenes en siete disciplinas y los reúne con grandes maestros para un período de colaboración creativa en una relación de mentoría. Las disciplinas incluyen danza, cine, literatura, música, teatro, artes visuales y arquitectura, que se convirtió en una disciplina distinta en 2012. En el proyecto también han participado mentores como Alvaro Siza, Kazuyo Sejima y Peter Zumthor.

Sir David Adjaye y Mariam Kamara.

El arquitecto ghanés-británico David Adjaye ha sido el mentor seleccionado este año para complementar la carrera de un discípulo y desarrollar un proyecto conjunto bajo la misma filosofía de crecimiento y sostenibilidad de Rolex. Adjaye es conocidopor el uso de materiales eclécticos y una rica paleta de colores. Crea edificios que difieren en forma y estilo, y hacen referencia a un amplio rango cultural. La protegida ha sido Mariam Kamara, de Níger, comprometida con el diseño de espacios y estructuras que respondan a las necesidades de las personas en su tierra natal. En 2015, fundó y se convirtió en directora de atelier masōmī, liderando proyectos en su país con sede en Rhode Island en los Estados Unidos, donde también se desempeña como profesora Asociada Adjunta de Diseño Urbano en la Universidad de Brown.

Escuela de Administración de Moscú, Skolkovo.

La combinación de ambos talentos pone especial énfasis en las raíces y la arquitectura enfocada en espacios que sirvan a las comunidades y sean accesibles tanto en forma como en materiales. También pone de manifiesto la importancia del continente africano como exportador e importador de una filosofía de diseño y construcción vinculado al origen, la naturaleza y la sostenibilidad.

Casa Niamey, Niger.

©