Coincidiendo con la entrega del Pritzker de arquitectura 2018, la fundación Mies van der Rohe de Barcelona ofrece una muestra de reconocimiento a los ganadores de la edición pasada, RCR Arquitectes, con una amplía retrospectiva –aunque por tiempo limitado: hasta el 18 de marzo– del trabajo de Rafael Aranda, Carme Pigem y Ramon Vilalta con planos, maquetas y proyecciones.

Bodega Bell-lloc, en Palamós.

La muestra ahonda en el fuerte sentimiento de pertenencia a la tierra de sus proyectos, como la tectónica biblioteca Sant Antoni-Joan Oliver (Barcelona) o la enterrada bodega Bell-lloc (Palamós), ambas en España. Fuera de nuestras fronteras, el Museo Soulages (Rodez, Francia) y el Crematorium (Holsbeeck, Bélgica).

Crematorio en Holsbeek, Bélgica.



Si se habla de RCR era obligado tratar su labor como embajadores culturales de su comarca, La Garrotxa (Girona), y los distintos workshops, conferencias proyecciones y becas que convierten su fundación privada Bunka (cultura, en japonés) en un espacio de peregrinaje de la educación ligada a los orígenes. En la misma línea de pensamiento también ese encuentra Lab.A, el “laboratorio” de arquitectura que tiene como objeto desarrollar la investigación y la transversalidad creativas.

Centre Recreativo y Cultural de Riudaura (Girona).
El 14 de marzo como broche de oro se celebrará el acto central que contará con la presencia de los tres arquitectos premiados y la participación de Paul Dujardin, director del Museo BOZAR, en Bruselas; Benedetta Tagliabue, miembro del jurado del Premio Pritzker; y Esteve Bonell y Eduard Bru, miembros del jurado del Premio EUMies Award 2001 y 2003.

©









Govoyagin Many GEOs


Loading...
Cafago WW
GearBest WW