Como sabemos, la pandemia por el Covid-19 cambió la rutina diaria de muchas personas, y algo que ha sucedido recientemente fue el regreso a clases en el Ciclo Escolar 2020-2021, y es que por lo menos en México esto ha sido todo un reto tanto para maestros como para los estudiantes, pues muchos de ellos no cuentan con los recursos necesarios para poder impartir o recibir clases.

Pero a pesar de las dificultades hay profesores, empresas y personas que ayudan a otras para que los estudiantes de cualquier nivel educativo continúen sus estudios en línea, y una gran prueba de ello es Eliana Montiel, profesora de tercer grado de primaria, de 29 años de edad, originaria de Veracruz, México y quien no abandona a sus niños.

Desea que sus pequeños continúen estudiando

Jesús tomando clases por televisión con la TV que su maestra le dio

A pesar de que el Gobierno Federal imparte clases en línea para varios niveles educativos mediante canales de televisión, se debe admitir que no todas las familias cuentan con estos aparatos electrónicos, por lo que los pequeños se ven en la triste situación de perder las clases.

Pero cuando Eliana se dio cuenta de ello decidió poner manos a la obra, publicó en Facebook su iniciativa, la cual consistía en realizar donativos de televisores para que estos pudieran ser entregados a los niños que no contaran con uno y así pudieran continuar sus estudios.

La respuesta fue asombrosa

Televisores donados por personas para ser entregados a estudiantes de escasos recursos

Muchos usuarios de la red social respondieron de manera positiva, se comunicaron con ella y realizaron la donación de televisores analógicos o digitales en buen estado para darles una segunda vida. La maestra no podía estar más agradecida, se encargó de revisar cada uno de los aparatos y personalmente comenzó a repartirlos a sus estudiantes.

Los niños están más que agradecidos

Jésus abrazando a Eliana después de que le entregara su televisor

A pesar de que las clases comenzaron hace algunos días, los niños se encuentran agradecidos y fascinados con la idea de poder continuar estudiando, y uno de los pequeños que más llegó a conmoverla fue Jesús, un niño de su clase, quien con lágrimas en los ojos no dudó en darle un abrazo a su maestra, pues gracias a ella podrá continuar aprendiendo.

Estoy muy agradecido porque la maestra ha hecho muchos esfuerzos por mí, me enseña muchas cosas.

—Jesús Castellanos, alumno de 8 años

Este pequeño se había quedado sin televisión debido a las lluvias que azotaron a su ciudad en los últimos días, pues su casa se inundó y su televisión se descompuso, pero ahora tiene una nueva oportunidad de seguir aprendiendo y prepararse para ser un excelente estudiante.

Por otro lado, Eliana no hace más que agradecer a las personas que han cooperado para la causa, pues sin ellas no hubiera sido posible hacer esto una realidad.

Lo que siempre intento es que ningún alumno se quede atrás, que todos avancen, cada quien de acuerdo a su ritmo de aprendizaje, pero que nadie se quede atrás, mucho menos por circunstancias económicas.

—Eliana Montiel, profesora de primaria

©











Loading...