Tenía muchísimas ganas de enseñaros estas fotos, son pocas pero la idea me pareció fantástica para decorar la habitación de una niña que están en transición con las adolescencia, esa época en la que no encaja ni en un sitio ni en otro pero hay que ir preparando el terreno.
El rosa y el unicornio son dos elementos cruciales en la mezcla  de este dormitorio, una silla de diseño negra rompe totalmente esa dulzura mostrando así una cara rebelde, la del contraste de colores y como la personalidad está empezando a emerger nada mejor que un vinilo en la pared, así se puede ir actualizando esta habitación en la que nada limita. 
Espero que os guste tanto como a mí que me inspiró muchísimo a la hora de decorar la habitación de invitados, a la vuelta de vacaciones os debo fotos.

¿Qué os parece esta idea para habitación de niña?

¡Nos vemos la semana que viene!

©











Loading...