La pandemia de Covid-19 no solo nos ha dado un duro golpe en la salud mundial, también en la economía: hay falta de empleos y, por consecuencia, de dinero para comprar hasta los artículos más básicos. México es uno de los países que más está sufriendo por esta situación, pero también uno de los que tiene a los ciudadanos más solidarios.

Hace unos días un usuario de redes sociales compartió la fotografía de un hombre sosteniendo a su bebé e intercambiando sus artesanías por productos para su hija. En respuesta, cientos de personas acudieron al lugar para llevarle toda la ayuda posible.

Este padre haría lo que fuera por su bebé

Artesano sosteniendo a su bebé en brazos y pidiendo artículos para bebé a cambio de sus artesanías

Hace unos días compartieron la imagen de un hombre sosteniendo a su pequeña bebé en brazos, y al lado estaba su puesto de artesanías junto a un letrero en el que se podía leer: “Cambio mis artesanías por artículos para bebé”.

El padre estaba desesperado por conseguir insumos de primera necesidad para su pequeña hija de solo siete meses de edad y también para su familia, por ello cambiaba sus artesanías por algo que pudiera servirles. Ellos son originarios de Oaxaca y tuvieron que viajar a la Ciudad de México para vender sus productos; sin embargo, con la situación actual sus ventas han bajado considerablemente.

La solidaridad nunca termina

Familia de artesanos recibiendo regalos para poder sobrepasar la pandemia

El hombre se encontraba en las calles de Zacatépetl, saliendo de Perisur, en la CDMX, y después de que la publicación se hiciera viral llegaron al lugar decenas de personas, todas cargando artículos para bebé, ropa, comida y despensas para que el hombre y su familia pudieran sobrepasar esta difícil situación.

Los regalos para la familia no dejaron de llegar

Camión lleno de artículos para bebé, comida y ropa que una familia recibió como ayuda

Fue tanta la respuesta de la ciudadanía que la familia tuvo que alquilar un camión para poder llevar a su hogar todos los obsequios. No cabían en sí de felicidad y agradecieron con llanto y risas a cada una de las personas que les brindaron ayuda. Esto demuestra que, ante las tragedias, somos más aquellos que estamos dispuestos a ayudar a quienes más lo necesitan.

©











Loading...