¡No, no están locas! Las personas que decoran antes de Navidad… ¡Son más felices!



Ahora que los fantasmas y las decoraciones aterradoras por fin terminaron, es momento de darle la bienvenida a una de las mejores celebraciones de todo el año: Navidad. A la mayoría de las personas les entusiasma la llegada de este día porque finalmente podrán desempolvar el árbol y los adornos para comenzar a decorar cada rincón de su hogar.

A pesar de que hay una gran discusión en contra de quienes piensan que es demasiado pronto, los expertos dicen que cuanto más antes se haga más feliz se siente una persona. Así que ahora parece una buena idea empezar desde ya mismo con las decoraciones navideñas.

¿Por qué los que decoran antes por la Navidad son más felices?

Chica tomando chocolate en navidad

El psicoanalista Steve McKeown explica:

En un mundo lleno de estrés y ansiedad a la gente le gusta asociarse con las cosas que los hacen felices y las decoraciones navideñas evocan esos fuertes sentimientos de la infancia. Las decoraciones son simplemente un ancla o camino hacia esas emociones mágicas que se vivieron anteriormente en la infancia, poner las decoraciones navideñas con anticipación hace que se prolongue la emoción.

La Navidad hace que el cerebro cambie sus emociones

Escena de la película de Chicas pesadas

La psicóloga Deborah Serani también confirmó que las decoraciones hacen que las personas sean más felices y todo se debe a que el cerebro tiene diferentes emociones al verlas.

Hay un cambio neurológico que puede producir felicidad. Creo que cualquier situación que nos mueva más allá de nuestra rutina habitual hace que nuestros sentidos midan si es agradable o no. Por ejemplo, las decoraciones navideñas aumentan la dopamina, la hormona que produce felicidad y que nos hace sentir bien.

La nostalgia también juega un papel importante

Gif Escena de la película de el grinch

La temporada navideña siempre traerá consigo una gran sensación de nostalgia, según la psicóloga Ann Morin. Esto ayuda a vincular a las personas con su pasado y a que otros recuerden con añoranza a los seres queridos con los que convivieron durante su infancia.

Aunque para muchos decorar anticipadamente les ayuda a traer buenos recuerdos, para aquellos que no tienen tan buenas memorias les anima a disfrutar de las fiestas como no pudieron hacerlo en el pasado. La psicóloga también asegura que las personas que decoran antes son más amigables y agradables en su entorno.

©