Hay historias que quisiéramos se repitieran millones de veces, tal y como la que protagonizan una estudiante de primaria y un vendedor de helados en Brasil.

Él tiene 68 años, y cuando termina de vender helados fuera de una primaria, regresa a casa para comer algo y de nuevo vuelve a la escuela, pero no para trabajar sino para recibir clases gratuitas por parte de una pequeña compradora y amiga de 9 años.

Haz el bien sin mirar a quien

Bárbara Matos y Francisco Santana Filho leyendo, niña y señor de los helados sentado en la acera de la avenida

Cuando Bárbara Matos se enteró de que Francisco Santana Filho no sabía leer ni escribir, se hizo su amiga y al tiempo empezó a darle clases gratuitas para que él pudiese promocionar su venta de helados.



Las lecciones comenzaron a inicios de 2017, cuando la pequeña tenía 7 años, pero hasta hace poco ella misma compartió la historia a través de redes sociales, cautivando a todo internet con su gesto de amabilidad.

Se trata de enseñar con el corazón

Bárbara Matos y Francisco Santana Filho leyendo, niña y señor de los helados sentado en la acera de la avenida

Ella es mi maestra. Es una persona linda, gentil y especial. A la hora de salida, ella me enseña el alfabeto.

—Francisco Santana Filho

Ahora Francisco ya sabe leer y escribir algunas palabras. El próximo reto, según Bárbara, será enseñarle matemáticas y geografía para que siga aprendiendo y conociendo este mundo maravilloso.

©









Booking.com WW


Loading...
Sunsky-online WW
Tidebuy WW