Sabemos que hacer ejercicio es la mejor forma de mantenernos sanas y fuertes, pero -como en todo- los excesos son malos.

Según un estudio reciente, el ejercicio excesivo en el gimnasio podría volver a las mujeres más propensas a tener problemas con su memoria debido al cansancio cerebral.

Puede afectar la actividad cognitiva

una mujer con guantes y ropa deportiva y una toalla alrededor del cuello sentada pensativa

Según la investigación, tanto el entrenamiento deportivo o el trabajo intelectual intenso pueden hacer que el sistema de control cognitivo sea más difícil de activar en tareas posteriores, pero los estudiosos tienen la esperanza de encontrar estrategias que prevengan la fatiga neural y sus consecuencias.

El esfuerzo requiere control, los excesos afectan

una mujer parada de manos mientras un hombre le dice algo apoyado en cluquillas



Debido a que tanto la actividad mental como la física requieren de control cognitivo, sobrecargar al cuerpo de una o de otra impide que se mantenga ese dominio, lo cual provoca fatiga y, por tanto, perder la visión temporal de algunos temas, ¡por eso nos olvidamos de cosas!

Fatiga cerebral igual a malas decisiones

una mujer en ropa deportiva piensa mientras un hombre le dice algo al oído

Según el reporte del estudio, la sobrecarga de entrenamiento físico causa la disminución de la activación de la corteza prefrontal lateral, una región clave del sistema de control ejecutivo, ya que es ahí donde se toman las decisiones económicas… ¡peligro!

Nuestros hallazgos llaman la atención sobre el hecho de que los estados neuronales son importantes: no se toman las mismas decisiones cuando el cerebro está fatigado.

©