Desde que nos enteramos que a partir de Enero vamos a ser uno más en casa (♥), sabía que tenía que hacer mil cambios tanto en la decoración como en la distribución de mi pisito de alquiler. Mi antiguo despacho (que también me servía de trastero) se iba a convertir en el rincón de sueños de Martín, así que ubiqué mi zona de trabajo en el pasillo.

Lo siguiente ha sido buscar un mueble para un rincón del salón y hacer sitio en el pequeño lavadero-trastero que tenemos, pero además, crear un espacio liviano visualmente era lo importantísimo, ya que con la llegada de Martín la casa se va a llenar de juguetes y trastos de colores, así que mi búsqueda de mini pisos de estilo escandinavo bonitos y bien aprovechados es constante.
En una de esas búsquedas, me topé con este precioso piso de tan solo 38 m² con el estilismo coqueto, acogedor y luminoso que a mi me gustaría conseguir en mi casa. Me encanta la combinación de blanco con fibras naturales y además, el toque de color con plantas y accesorios en tonalidades verdes me parece ideal para no recargar el ambiente pero si darle un toque de vida.
Mini pisos de estilo escandinavo con mucho encanto
Mini pisos de estilo escandinavo con mucho encanto
Mini pisos de estilo escandinavo con mucho encanto


Mini pisos de estilo escandinavo con mucho encanto
Mini pisos de estilo escandinavo con mucho encanto
Mini pisos de estilo escandinavo con mucho encanto
Mini pisos de estilo escandinavo con mucho encanto
Mini pisos de estilo escandinavo con mucho encanto
Mini pisos de estilo escandinavo con mucho encanto
¿Te ha gustado esta decoración sencilla y luminosa?
  

©









Volotea WW


Loading...
Tomtop WW