Nuestros perritos no son solo mascotas, también son parte de la familia e incluso se han convertido en nuestros héroes, y si alguien lo puede constatar es Antonio Muñoz, un joven originario de Nuevo León, México.

En plena cuarentena y para evitar contagiarse de coronavirus, Antonio envió a su perrita a la tienda para comprar unos Cheetos. El plan para saciar su antojo consistió en colocar una carta en el collar de su mascota y enviarla a la tienda más cercana; el resultado fue tan bueno que provoca carcajadas en internet.

Hola, señor de la tienda. ¿Puede venderle a mi perrita unos Cheetos naranjas? Rojos no porque pican. En el collar trae 20 pesos. Ojo, si no atiende bien a mi perra lo muerde.

—Atentamente, el vecino de enfrente

La pequeña heroína llegó a su destino sin problema

Perrito chihuahua con una nota en el cuello realizando compras

El mensaje de “urgencia” fue entregado

Nota escrita a mano pidiendo la venta de cheetos

El contagio fue evitado y el antojo saciado

Perro chihuahua llevando una bolsa de cheetos en el hocico

Todo salió como lo planearon

Perro chihuahua llevando una bolsa de cheetos en el hocico

¡Y esta chihuahuita se convirtió en una heroína!

Artistas en a premiación de los Óscar aplaudiendo

©









Booking.com WW


Loading...
Romwe DE, US