Malos hábitos de limpieza en el baño que debes erradicar de tu vida

Todo el mundo alguna vez cae en los malos hábitos de limpieza. Se hacen sin querer pero se piensan que son adecuados para mantener una buena higiene. Es importante que para tener un baño bien decorado también lo tengas bien limpio. No te pierdas estos malos hábitos de limpieza de baños que vale la pena eliminar tu vida desde ya.

No limpiar la ducha o el baño

A veces por las prisas es posible que te se pase limpiar el baño o la ducha y que lo dejes para !más adelante”. Para que tu ducha te limpie bien es necesario que tú la mantengas impecable todo el tiempo. Puedes pasar horas sudando mientras intentas frotar las paredes cada pocos meses, o puedes tomar la ruta más fácil y rápida… Después de cada ducha (o, al menos, algunas de ellas) limpia las paredes y los cristales. Solo son 5 minutos más cada vez que salgas de tu baño… La espuma de jabón no es rival para tu proactividad.

Otro aspecto importante para mantener tu ducha limpia es aún más fácil. Cierra la cortina de la ducha. Cerrar la cortina permite que todos los pliegues tengan un acceso más fácil al aire, lo que ayuda a secarse más rápido y evita el crecimiento de moho y de los malos olores. Además, la mayoría de las cortinas de ducha pueden pasar por la lavadora en un ciclo suave, por lo que es una solución fácil para mantenerla aún más limpia.

¿Pisas toallas?

Cuando comienzas a limpiar tu baño, ¿empiezas por recoger toallas del suelo? Entonces lo estás haciendo mal. Podrías pensar que la lista de malos hábitos de limpieza de baños solo se refiere a la limpieza. Pero también es importante cómo mantener limpio el baño. Dejar las toallas arrugadas en el suelo evita que se sequen, lo que podría hacer que el moho crezca y los malos olores aparezcan.

Si te falta espacio para colgar, esa es otra solución fácil. Cuando limpies tu baño la próxima vez, añade diez minutos adicionales para colocar los ganchos pegar en la pared o puerta. Venden también en cualquier tienda de decoración ganchos que se ponen en las puertas para que cuelguen. Los puedes encontrar en bonitos diseños y acabados para que tengas los colgadores que necesitas sin tener que arruinar la decoración de tu baño.

Un paño desinfectante

Si utilizas toallitas desinfectantes para limpiar el baño, todo saldrá bien. Son fáciles de utilizar, asegura que tienes la cantidad correcta de desinfectante para tratar las bacterias de tu baño y simplemente puedes tirarlas a la basura cuando hayas terminado.

Aunque lo mejor es que reduzcas los desperdicios y que en lugar de usar toallas desinfectantes (toallitas), utilices mejor un paño de microfibra con desinfectante. Aunque si no te gusta usar paños porque pueden dejar bacterias… utiliza las toallitas con responsabilidad. Si la toallita todavía está lo suficientemente húmeda como para dejar la superficie húmeda por unos minutos después de la limpieza, todavía tiene suficiente desinfectante para hacer el trabajo. Si no, es hora de coger una nueva.

Alfombras de baño

¿Tienes una lujosa alfombra de baño lista para pisar cuando sales de la ducha? Este es un pequeño lujo que no debes saltarte… Cuando goteas agua en el suelo, puede teñir los azulejos, hacer que la madera se deforme, arruinar el suelo… también te puedes caer y hacer mucho daño. Agua + suelo = no es bueno. Merece la pena invertir en alfombras de baño para proteger el suelo, tu integridad física y facilitar el trabajo de limpieza posterior.

Después, cuando comiences a limpiar el baño, echa a lavar las alfombras del suelo, y reponlas con otras que tengas limpias esperando a ser usadas.

No limpiar completamente

Cuando piensas en malos hábitos de limpieza de baños, tu mente probablemente se dirija de inmediato a cómo lavar tu inodoro o desinfectar tu lavabo. Pero todo lo que hay en tu baño necesita ser limpiado, no solo los sospechosos habituales. Cuando estés limpiando, limpia los mangos de los cepillos de dientes y los pinceles de maquillaje…

Si tienes un dispensador de jabón para manos, límpialo también. Mantén todo eso bien limpio. Mira todo lo que hay alrededor de tu cuarto de baño porque todo es necesario limpiarlo. Si te olvidas algo es porque te has dejado algo sucio, lleno de bacterias. Cualquier cosa que toques regularmente debes limpiarlo también regularmente.

¿Alguno de estos malos hábitos de limpieza de baños te resulta familiar? En realidad, solo necesitarás planificarte un poco la semana para sacar un ratito cada día y limpiar el cuarto de baño, la bañera y las duchas. De esta manera no se te acumulará el trabajo y siempre tendrás tu cuarto de baño en buenas condiciones, ¡decorativas e higiénicas!

El artículo Malos hábitos de limpieza en el baño que debes erradicar de tu vida ha sido originalmente publicado en Decoora.

©






Loading...