Las mujeres que se divorcian se quitan 10 años de encima: estudio

Dicen las malas lenguas que el matrimonio es “una de las mejores etapas que puede experimentar una pareja”… sí, cómo no. Afortunadamente para muchos, las dulces mieles del amor no suelen durar tanto, y es que cuando hay diferencias irreconciliables es momento de darle paso al divorcio, a veces no hay de otra. Y en voz de muchas personas, es cuando la verdadera felicidad empieza.

Sí, se termina una fase importante y aunque sientes que el mundo se viene abajo, tienes que recordar que esto funciona para darle la bienvenida a nuevas y mejores experiencias; ya sabes, no habrá un hombre que te espere en casa para que hagas la cena, no verás más ropa tirada en el baño y lo mejor de todo es que dejarás de recordarle que debe bajar la tapa del baño y esa es una sensación que te da paz y tranquilidad. Pero no solo lo afirmamos porque, según un estudio, eres más feliz después del divorcio.

Mujer con flores amarillas en las manos

Invariablemente, a pesar de la intensidad de la unión matrimonial, fuera de esta se tendrá una sensación de alivio, ya que la separación desencadena ciertos procesos que con el tiempo llevan a un redescubrimiento y pasan a ser tomados como saludables, según un estudio realizado por la Universidad de Arizona.

En la investigación participaron alrededor de 79 mil mujeres, quienes fueron estudiadas durante tres años, las cuales tenían entre 50 y 79 años de edad, provenientes de diferentes lugares de EE.UU., y todas habían terminado el ciclo de menopausia.

El procedimiento fue tomar los signos de presión arterial, medidas físicas, circunferencia de la cintura y el índice de masa corporal. Estos fueron complementados con el hábito de consumo de alcohol, tabaco y alimentación.

Se pudo apreciar un cambio en dichos aspectos en las mujeres que se casaron

  • El índice de masa corporal aumentó
  • Bebieron más
  • La presión arterial sistólica aumentó

Alison DiLaurentis Pretty Little Liars

Frente al resultado de los mismas características en las mujeres que se divorciaron:

  • El índice de masa corporal disminuyó de una manera notable
  • El tamaño de la cintura disminuyó considerablemente
  • Mejoró el hábito de la alimentación
  • Iniciaron actividad física
  • Aumentó el consumo de tabaco

Mujeres recargadas entre sí riendo

En conclusión, la pérdida de peso resulta del estrés que viven las mujeres al separarse, sin embargo, es verdad que ahora están más disponibles para cuidar su salud con actividad física y una dieta balanceada. Asimismo, luego de la etapa de aceptación, se volvieron más felices, dispuestas a seguir mejorando cada aspecto de su vida logrando verse más jóvenes.

©






Loading...