Jacquemus se corona como el diseñador con el desfile más natural de ‘Fashion Week



¿Quién pensaría que alguna vez la naturaleza se conectaría con la moda? El diseñador Jacquemus hizo este sueño realidad con un desfile espectacular, colorido y lleno de lavanda. Como parte de la celebración de la primera década de su firma, el diseñador presentó su colección primavera-verano 2020 de manera única: en un campo de lavandas que enmarcó una larga pasarela rosa.

Rodeado de sol, nubes, mariposas y flores moradas como testigos, arrancó la pasarela titulada Le Coup de Soleil (El rayo de sol), como una más de la Semana de la Moda Masculina en París, esta vez con la diferencia de que hombres y mujeres compartieron escenario para presumir las prendas.

Presentación del desfile del diseñador Jacquemus en los campos de lavanda de Francia

El creador quería mostrar un concepto de desfile que fuera “una pintura dentro de otra pintura” y al parecer lo logró. Con un blazer oversied blanco, un vestido de color naranja traslúcido y un pantalón blanco, la modelo Mica Arganaraz fue la encargada de protagonizar e iniciar el desfile en el que participaron 65 modelos que subieron y bajaron por una larga colina de color magenta, que fusionaba el horizonte con el cielo azul de Provenza, al sur de Francia.

Esta es la tercera vez que el diseñador presenta sus colecciones en esa región gala, aunque esta es la primera que utiliza un escenario único, que no necesitó ser iluminado o decorado con una temática específica: la naturaleza hizo el trabajo y brindó los colores necesarios. Gracias a esto los asistentes se sintieron atraídos y conectados con cada una de las prendas.

Modelos de la pasarela de Jacquemus caminando por una alfombra rosa entre los campos de lavanda

Jacquemus inició con su marca de ropa cuando tenía solo 19 años, la muerte de su madre lo orilló a abandonar la escuela de diseño, y hoy -a sus 29 años- tiene mucho que celebrar: para empezar, personalidades como Rihanna, Dua Lipa y la princesa de Mónaco, Charlene, están entre sus principales compradoras, además tiene un millón de seguidores en Instagram que cada día alaban su trabajo.

Es uno de los diseñadores que no han tenido que pagarles a celebridades para que porten sus creaciones, e incluso se siente orgulloso de que Beyoncé compre en su tienda en línea, como lo haría cualquier otra mujer.

Hoy el genio creativo se siente feliz de ir tras un sueño que -cada día- lo conduce a la felicidad.

©