La inauguración de la nueva tienda de Ikea es un anuncio con mayusculas ya que el gigante sueco quiere redefinir como serán sus espacios en el futuro y seguro que marca un nuevo camino para el resto de comercios. El nuevo espacio en la calle Goya de Madrid tiene la cualidad de ser el betatester de las demás tiendas, es decir, todo aquello que se pruebe y funcione aquí se extrapolará al resto de España.

En el mercado de Goya las flores ponen color al espacio.

El nuevo 47 de la calle Goya acoge los más de 2.000 m2 de este titánico proyecto centrado en la compra desde un punto de vista experiencial. El salón será el eje central en cuanto a espacios y ofrecerá al visitante un tiempo de ocio y no necesariamente de compra. De esta manera la empresa refuerza todavía más esa idea de “vamos al Ikea” que ya forma parte del imaginario de muchos sinónimo de entretenimiento y gastronomía.

Este espacio recrea un salón El Madrid de los Austrias.

La inspiración se puede encontrar a lo largo y ancho de las tres plantas, cada una con una disposición diferente. En la planta calle están “Los Barrios” el particular homenaje de IKEA a las zonas más emblemáticas de la capital: Chueca, Malasaña, Barrio de Salamanca y el Madrid de los Austrias. Esta oda a ambientes tan diferentes es solo el principio de lo que será un muestrario en el que se irán incluyendo más barrios y colecciones. Las pequeñas postales de Madrid convivirán en la misma planta con las ediciones limitadas y las colecciones estacionales, acompañadas de la tecnología más puntera que ayudará al visitante a personalizar todo tipo de productos.

El emblemático barrio Salamanca representado en forma de salón.

“El Mercado de Goya”, ubicado en la planta 1, le rinde tributo al mercado madrileño, lleno de color, olores y artesanía en el que bien te pierdes en los infinitos detalles de la decoración, como acabas comiendo los productos más variopintos de un selección de productos pensados para todos los paladares. También habrá espacio para los eventos y los talleres. ¿Qué sería del barrio sin sus actividades?

El restaurante proyectado por Lorenzo Meazza.

En la planta -1 se pueden visitar a “Los vecinos del 5º”, los más apañados del barrio. En este espacio se ha tenido en cuenta el modo de vida urbano al que se enfrentan muchos jóvenes con espacios pequeños, pero muy bien resueltos. Incluso los más indecisos se sentirán bien recibidos ya que Ikea ha dispuesto un servicio de asesoramiento de interiorismo en el que se podrá personalizar el salón en cinco sencillos pasos.

El Barrio de Malasaña cuenta con su propio espacio.

La firma vuelve a enfrentarse a la tan temida zona de confort empresarial, para ofrecer una versión mucho más cercana de sus tiendas. Ikea ya fue en su momento fue revolucionaria con su idea de tiendas y ahora, sin necesidad de repetir la formula, plantea espacios que son casi centros de ocios para adultos, con laboratorio incluido, y que ahora más que nunca convierten la frase “vamos al Ikea” en un plan muy apetecible.

El espacio interactivo para diseñar el estilismo de los salones.

©






 

SUBSCRIBE:  DIY & Craft feed | Home & Garden feed Fashion & Style feed

 

Related Post: