colores paredes salon

El salón es el espacio en el que reunimos a los nuestros, disfrutamos de nuestra serie o lectura favorita o descansamos tras llegar a casa. Un espacio social y de descanso en el que pasamos mucho tiempo y en el que el color juega un papel principal. Por eso queremos compartir contigo distintas ideas de colores para pintar un salón según su estilo.

El color además de contribuir a potenciar un estilo decorativo concreto, influirá a crear una determinada atmósfera. ¿Quieres que sea un espacio familiar y relajado? ¿Prefieres un estilo moderno y sofisticado? ¿Buscas crear un espacio creativo? El color que predominará en el salón vendrá determinado por el estilo que busques y las características del propio espacio.


Blanco y gris claro: clásico

Las paredes blancas juegan muy bien su papel en salones de arquitectura clásica y diseño elegante. Un salón de color blanco es, además, un clásico que nunca pasa de moda. Combina estas paredes blancas con muebles también blancos y pequeños muebles o accesorios en tonos dorados para crear un espacio sofisticado. O apuesta por pequeños muebles o accesorios en tonos naturales como el de la madera o las fibras vegetales para ganar calidez.

Salones de estilo clásico con paredes blancas

Los salones con paredes en tonos grises claros también transmiten sobriedad y elegancia. Estos tonos, además, resultan muy flexibles. Funcionan bien con una gran variedad de muebles y accesorios. Un sofá blanco contribuirá a crear un ambiente relajado, al mismo tiempo que hará destacar el color gris en las paredes. Uno en tonos oscuros, en cambio, incorporará un punto dramático al espacio.

Gris y negro: moderno y sofisticado

El gris es el color de moda para decorar nuestras viviendas y el color por excelencia para crear espacios de estilo moderno. Entre las diferentes tonalidades de gris, el gris claro es el mas adecuado para iluminar espacios de pequeñas dimensiones y darle protagonismo tanto a los muebles como a tus obras de arte.

Este mismo gris formará con el negro una combinación de colores ideal para lograr salones con un aire sofisticado. Una combinación a la que puedes sumar muebles y piezas de madera o en tonos tostados para lograr una mayor calidez. Pueden ser unas puertas de armario, una silla, un puf…

Salones modernos con paredes grises

Pintar un salón de negro o gris intenso es una elección muy atrevida. El negro se convertirá en el lienzo perfecto para introducir otros colores y jugar con la decoración, lo que puede resultar muy atractivo. Sin embargo, debes tener en cuenta que el resultado será muy impactante.

Amarillo o naranja: divertido y creativo

El amarillo y el naranja son colores cálidos y vitales que rara vez escogemos para pintar un salón. Sin embargo, creemos que son una fantástica alternativa para crear espacios divertidos y creativos. Espacios que no pasen desapercibidos por su originalidad. La pregunta es: ¿Cómo lo hacemos?

Pintar todas las paredes en estos colores resultaría, en la mayoría de los casas, abrumador. Pintar una única pared o destacar a través de patrones geométricos un mueble concreto, en cambio, resulta igualmente llamativo pero mucho mas efectivo visualmente.

Tanto el amarillo como el naranja combinan muy bien en este tipo de espacios con colores azules o grises en muebles y textiles, por lo que no te resultará difícil decorar salones que puedan tener además de un objetivo social o de descanso otro mas creativo.

Terracota y ocre: exótico

Esta combinación de colores nos traslada a un lugar no muy lejano pero si muy exótico en el que los colores cálidos parecen envolverlo todo. Pintar un salón en tonos terracota es una buena forma de empezar a crear esta atmósfera que podremos completar con piezas de mobiliario exóticas, textiles en tonos ocres y accesorios en color blanco roto.

Salón exótico en tonos terracota

Verde profundo: de inspiración vintage

El verde es un color que contribuye a crear espacios relajados y conectados con la naturaleza. Verdes como los que ilustran la imagen, además, encajan a la perfección con las líneas y los tonos medios de los muebles de estilo Mid Century, lo que los hace ideales para lograr espacios con cierto aire vintage. Para completarlos solo necesitaremos incorporar textiles o accesorios en tonos cálidos: naranjas, terracotas, granates…

Pintar un salón en color verde

Azul: Familiar y sereno

Entre los posibles colores para pintar un salón el azul pastel se encuentra entre nuestros favoritos. Es un color que transmite serenidad y calma y que por tanto se convierte en el color adecuado para hacer de tu salón un espacio en el que resulte fácil relajarse. Aplícalo en la pared principal de suelo a techo o en los dos tercios inferiores. Combina esta pared con muebles en tonos grises e introduce a través de pequeños accesorios tonos cálidos para hacer la estancia mas acogedora.

Paredes en tonos azules serenos

 

Elige el color que predomina en el salón según el estilo que desees conseguir y las características de tu salón. Recuerda que espacios pequeños y oscuros se beneficiarán de colores claros, espacios estrechos de colores que aporten profundidad y espacios muy grandes de colores que aporten calidez al mismo. Y una vez escogido el color,  procura no incorporar mas de dos o tres colores mas o el resultado será caótico.

¿Tienes ahora más ideas de colores para pintar un salón?

©











Loading...