Una imagen dice más que mil palabras. Esa es la frase con la que describiríamos la historia de Mario Méndez, un hombre sordomudo de 56 años de edad que perdió su casa y vehículo en un feroz incendio, pero que a pesar de todo, dio gracias infinitas por recuperar aquello que tanto ama: su perro.

Su historia se volvió viral en redes al conmover corazones y crear una cadena de ayuda con la intensión de que él y su amigo de cuatro patas recuperen su hogar lo antes posible.

El fuego amenazó con quitarle todo

Mario, hombre sor5domudo tratando de mitigar el fuego con una maguera

Mario es sordomudo y vive solo. Sus vecinos lo conocen muy bien, por eso llamaron a los bomberos cuando vieron que su casa se incendiaba. Al llegar, se encontraron con una desgarradora escena: Mario pedía ayuda para salvar a su mejor amigo e intentaba apagar el fuego con una manguera.

En aquel momento, todos esperaban lo peor, pero como si de un milagro se tratara, uno de los bomberos salió de entre las llamas cargando al cachorro, que al ver a Mario saltó directo a sus brazos, dándole al mundo una imagen enternecedora, captada por el fotógrafo Jonathan Bobadilla.

Su mejor amigo volvió a sus brazos

Mario, hombre sordomudo abrazando a su perro después de un trágico incendio

Hoy en la madrugada, Mario, de 56 años y quién es sordomudo, perdió su casa y vehículo en un incendio causado por un corto circuito.

Él le hacia señas a los bomberos que lo único que le importaba era su perro, que lo sacaran con vida. Tras la desesperación, él mismo trató de apagar el fuego con una manguera, cuando repentinamente de entre las furiosas llamas, sale un bombero y le entrega a su mascota. Mario se arrodilló y lloró de alegría sin que le importará su casa o su vehículo. Él vive solo y se dedica a vender copas de carro en Virreyes, Mexicali, México.

Una cadena de amor

Mario dentro de su camioneta consumida por el fuego; Hombre sordomudo llora de alegría al salvar a su perro de un incendio

Aquellas imágenes dejaron ver la pureza de Mario y el amor que le tiene a su mascota. Además, demostraron que aún hay personas buenas en el mundo, pues en cuestión de horas, algunos organizaron rifas para recaudar fondos, mientras que otros llevaron ropa y alimentos no perecederos al lugar.

Keila Méndez, hija de Mario, agradeció por todo el amor y ayuda que recibió su padre. Además, creó una cuenta en GoFundMe para quienes puedan ayudar con donativos económicos, ya que en estos momentos lo que urge es reconstruir el hogar de su papá.

Por otra parte, Mario no pierde su sonrisa. Trata de ver el lado bueno a la situación y agradece seguir con vida y en especial, por tener a su mejor amigo a su lado.

©











Loading...