Muchas de nosotras somos afortunadas de haber crecido en una familia con nuestros padres biológicos, conviviendo con nuestros hermanos y disfrutando una vida que todo niño debe tener; sin embargo, muchos de ellos no tienen esa fortuna.

Y esta es la historia de Tony Mutabazi, a quien a la corta edad de 2 años la vida le comenzó a dar lecciones. Lo que no se esperaba era que años más tarde iba a ser un chico muy afortunado a pesar de todo lo que vivió.

¡Los héroes con capa aún existen!

Peter con bolsas del mandado sonriéndo

En estos días en los que todos parecen ver solo por sí mismos son extraños los casos de altruismo en el mundo, pero Peter Mutabazi demostró que aún hay personas buenas. Y aunque la vida de Peter no fue buena durante toda su vida, pues sufrió del abuso psicológico y físico parte de su padre, además de pasar por una infancia de pobreza extrema en una pequeña villa entre Uganda y Ruanda, decidió buscar la manera de salir adelante y sobre todo ver por el bien de los demás.

Tenía una buena vida pero su casa estaba vacía

Peter y sus mascotas en el porche de su casa
Después de encontrar la forma de salir adelante y mudarse de la villa en la que vivía se estableció en Oklahoma, Estados Unidos, donde inició un negocio inmobiliario, pero con el paso del tiempo se dio cuenta que realmente las habitaciones vacías de su casa necesitaban estar ocupadas, y qué mejor que con los niños sin hogar o que pasaron por situaciones parecidas a la suya.

Había un niño en especial que lo necesitaba

Tony en casa de Peter

Por otro lado está Tony Mutabazi, un pequeño que con tan solo 2 años de edad fue abandonado en un orfanato, cuando cumplió 4 fue adoptado por una familia de Oklahoma, sin embargo después de 7 años de estar viviendo con ellos un día de repente cuando tenía 11 fue abandonado en un hospital de la ciudad.

Tony no podía quedarse en la calle

Tony y Peter junto a una vaca

Gracias a que Peter había tomado las clases y talleres necesarios para ser un padre de acogida, comenzó a dedicar su vida a ayudar a los niños sin hogar y era conocido en la ciudad por su empatía y generosidad, por lo que cuando los padres adoptivos de Tony lo abandonaron, Jessica Ward, trabajadora del servicio de acogida, contactó a Peter para saber si podía recibir al pequeño Tony durante el fin de semana mientras averiguaban qué podían hacer.

Peter supo que tenía que hacer algo inmediatamente

Tony y Peter jugando videojuegos

A pesar de que en un inicio Peter pensaba no acoger a Tony ya que tenía otros niños a su cuidado, lo hizo y tampoco deseaba saber como era que había terminado siendo en un servicio de acogida, pero Tony le robó el corazón pues 20 minutos después de haber llegado a su hogar el niño preguntó si podía llamarlo “papá”, por lo que preguntó a Jessica sobre la historia de Anthony. Y fue cuando decidió adoptarlo.

Cuando me contó todo, estaba llorando. Pensé, ¿quién puede hacer eso a un niño?

—Peter Mutabazi

Fue adoptado cuando Tony tenía 13 años

Tony y Peter cuando se realizó la adopción de manera oficial y legalmente

A pesar de que fue un trámite largo, Peter no tuvo ningún inconveniente para realizar la adopción de Tony y fue el 12 de noviembre de 2019 cuando oficialmente Anthony recibió el apellido de Peter. Ambos se sienten bendecidos por tenerse como una familia, y es un gran ejemplo de que todos los niños merecen ser amados y respetados.

©









AirHelp Many GEO's


Loading...
Romwe DE, US
Banggood WW