Desde que inició el movimiento #MeToo en 2017, cientos de mujeres y hombres se atrevieron a contar las terribles experiencias sobre abuso y acoso sexual que habían sufrido. Para muchos fue liberador poder expresarse, pero algunas compañías lo usaron como parte de sus campañas publicitarias. Pero no todo ha sido malo.

Algunas de estas empresas han sido elogiadas por utilizar la publicidad y productos para una buena causa, como sucedió con Schweppes. Recientemente la empresa suiza de bebidas se unió a la agencia de publicidad brasileña Ogilvy para lanzar una campaña llamada “Vestido para el respeto”, con la cual desean enviar un mensaje en contra del acoso sexual de mujeres en Brasil.

Este vestido se activa cuando tocan a la usuaria

El vestido pro el respeto creado por una empresa de agua

El Dress for Respect es un vestido inteligente que se hizo para detectar y rastrear cuándo y dónde se tocó a la persona que lo tenía puesto. La compañía lo creó con la intención de demostrar el grave problema del acoso sexual y el contacto público sin consentimiento que las mujeres sufren.

El video promocional del vestido también muestra cifras alarmantes

Cifras de acoso que sufren las mujeres desde el 2016 en Brasil

Inicia mostrando las estadísticas de acoso en las discotecas de Brasil desde el 2016; el 86 por ciento de las mujeres en ese país han sido acosadas en clubes nocturnos. En cuanto a otros tipos de acoso, la agencia brasileña afirma que el “silbido del lobo” es la forma más común con un 77 por ciento, comentarios sexuales con un 57 y maldiciones con un 39. Además, casi la mitad ha experimentado el contacto físico no deseado al menos una vez en el año.

Se entrevistó a hombres antes del experimento y sus respuestas fueron hirientes

Hombres hablando sobre el acoso sexual que sufren las mujeres

“¿Quién saldría un jueves por la noche a bailar solo?”, fue la respuesta de un hombre que probablemente insinuaba que las mujeres que salen a un club nocturno solo están buscando pareja y no solo pasar un rato agradable bailando. Otro hombre comentó que las mujeres están “lloriqueando por todo”. Sin embargo, el video evidencia una realidad diferente: el contacto sin consentimiento sigue siendo un problema y no solo en Brasil sino en todo el mundo.

Tres mujeres valientes usaron el vestido para el experimento

Mujeres usaron un video para mostrar el acoso

Cada vez que una de las voluntarias estaba siendo tocada en un club se enviaba una señal a través de wifi a los investigadores. No hace falta decir que fueron tocadas más de una ocasión, incluso cuando se negaron a hablar con un chico.

En menos de cuatro horas fueron tocadas 157 veces

Zonas en que una mujer fue tocada sin su concentimiento

Eso es igual a ser tocada más de 40 veces por hora. Al final del video, después de que terminara la noche, se invitó a los hombres del club a ver las imágenes del experimento. Afortunadamente, parecían horrorizados por lo ocurrido.

Este es el comercial completo

Ahora es el mejor momento para decir: por un 2019 en el que las mujeres se sientan seguras.

©



AnywayAnyday RU UA DE US


Related Post:


Coolicool WW
Sunsky-online WW