¿Quién no querría levantarse cada mañana para venir a trabajar a un espacio como este, amplio, lumínico y al que no le falta de nada? Tras las sedes en Amberes y Bruselas, los fundadores de Fosbury & Sons, Serge Hannecart, Stijn Geeraets y Maarten Van Gool, han ampliado su oferta de oficina no convencional con “Albert”, su tercer proyecto en la ciudad. Para los interiores han contado con los diseñadores Going East que han basado su trabajo en conseguir una fusión como si Brasil se encontrase con Wall Street.

“Nuestros espacios de oficina híbridos permiten a los trabajadores cumplir con los requisitos específicos de cada empleo: espacio para trabajar cómodamente pero aún así poder concentrarse, una cultura interactiva propicia para conocer gente y espacio para descansar y relajarse”, dice Maarten Van Gool.

El grupo ya está planeando una cuarta ubicación en Bruselas en el antiguo edificio Actiris cerca de la bolsa de valores, que se ejecutará en colaboración con Axel Vervoordt, Coussée & Goris architecten y VDD Project Development. El primer Fosbury & Sons internacional también abrirá en Amsterdam proximamente.

©











Loading...