Estanques

El jardín es un espacio exterior que forma parte de nuestro hogar y en el cual podemos añadir muchas cosas interesantes, sobre todo si tenemos una gran extensión para trabajar. Los estanques en el jardín son una gran idea, ya que son espacios en los que es posible tener animales y que crean la sensación de estar un bosque o espacio exterior.

Crear un estanque no es algo sencillo y debemos pensarlo bien antes de hacerlo, por lo que veremos cómo es la instalación o las ventajas que nos puede aportar. Es un elemento que no es apto para todo el mundo o bueno para todos los jardines por lo que cada persona debe elegir la opción que más se ajuste a sus necesidades.

Ventajas de tener un estanque

Los estanques en el jardín son elementos que gustan a todo el mundo. Crean una sensación de bienestar muy agradable gracias al sonido del agua, a los peces que podemos añadirle y a las plantas acuáticas. Ayuda a mantener más húmedo el ambiente y sin duda le aporta una gran personalidad a nuestro jardín. Si tienes niños también puede ser una forma de acercarlos más a la naturaleza y de darles una zona de juego.

Tipos de estanques a elegir

Estanques en casa

Entre los estanques también nos encontramos con diferentes tipos. Los estanques pueden ser a ras de suelo enterrados o bien en la superficie. Dependiendo del trabajo que deseemos pasar o si queremos pagar mano de obra o no, podemos elegir entre ambos. Evidentemente, queda mucho más natural un estanque enterrado en el que no se ve la estructura. Por otro lado, el estanque puede ser ya prefabricado en polietileno, el cual es resistente y muy cómodo, o bien creado en hormigón en la superficie excavada. El de polietileno es uno de los más elegidos, pues nos da estructuras resistentes y ya creadas.

A la hora de elegir el tamaño debemos pensar en el espacio que tenemos disponible. Por un lado nos encontramos con estanques de un metro cuadrado que son perfectos para tener algunas plantas. Si queremos que en ellos se puedan tener peces deberíamos darle más ancho y profundidad para que tengan espacio.

Cómo se crea el estanque

Normalmente se utiliza un estanque prefabricado, se mide para conocer el ancho y la profundidad y se busca un buen sitio que sea llano y al que no le de mucho el sol, con tierra que sea fácil de remover, evitando terrenos pedregosos. Una vez tenemos el lugar debemos marcarlos para saber dónde y cuánto excavar. Al crear el agujero se puede añadir arena para que el agua de la lluvia filtre mejor y no nos de problemas. Por otro lado, cuando se añade el estanque tenemos que rellenar los huecos con arena y tierra. Se añade un poco de agua para prensarla más y se rellena lo que quede.

Accesorios para los estanques

EStanques en casa

Estos estanques necesitan de algunos accesorios que nos ayuden a mejorar el conjunto. Es imprescindible añadir un sistema de filtrado para evitar que se formen bacterias y para mantener la salud de ese ecosistema. Hay diversos sistemas de filtrado, algunos de ellos orgánicos. Por otro lado, también se le puede añadir una genial cascada que le de vida a todo y que además nos aporte un sonido de agua constante que nos ayude a relajarnos, como si estuviésemos en plena naturaleza. Estas cascadas artificiales se añaden con un circuito cerrado que hacen que el agua circule constantemente.

Elementos decorativos

En los estanques también debemos añadir algunos elementos decorativos que nos gusten. Desde plantas acuáticas a piedras y guijarros que le den mucha más autenticidad. Hay quien añade figuras u otros detalles. Todos ellos son elementos que ayudan a que el fondo parezca más real, pues no hay que olvidar que es de polietileno. Con las piedras le daremos un mayor aspecto de estanque natural.

Iluminación del estanque

Esta opción puede ser estupenda, porque cuando cae la noche seguiremos disfrutando del estanque. Además, es buena porque siempre sabremos en dónde se encuentra para evitar accidentes. Hay muchas formas de iluminar el estanque. Desde fuera, con lámparas a ras de suelo, con focos alrededor o también con luces flotantes o sumergibles. Las sumergibles nos dan mucho juego pues podremos ver el estanque por dentro, ideal si tenemos peces.

La decoración en el estanque

Estanques

Un estanque es un elemento que además de dar vida y de crear un nuevo y sencillo ecosistema en nuestro jardín nos sirve para decorar. El estanque puede tener muy diversas decoraciones. El sistema de filtrado y tener una fuente o una cascada nos ayudan a oxigenar el agua, además de que es un elemento que gusta mucho por la vitalidad que añade a todo. Después podremos encontrar muchísimos detalles. Desde figuras para crear originales fuentes a plantas acuáticas o para poner en los alrededores del estanque.

©











Loading...