“Como italianos, siempre hemos sido incondicionales del patrimonio, la belleza, la calidad y los detalles”, explica Carlo Molteni. “En las casas icónicas vestidas con nuestras colecciones, los clásicos conversan con piezas contemporáneas, iconos de Molteni & C y sofisticadas cocinas Dada”. Esto no impide que, desde abril de 2016, el director creativo de ambas marcas sea el arquitecto y diseñador belga Vincent Van Duysen. Van Duysen está construyendo una sólida carrera como arquitecto e interiorista. Sus espacios son inconfundibles: líneas puras y materiales naturales envueltos en una atmósfera de lujo. Van Duysen es el creador de la cocina Ratio.

Su segunda cocina para la firma italiana se ha actualizado en términos de modularidad y materiales, aunque conserva sus formas compositivas. Las rejillas metálicas definen la arquitectura básica, unidades de pared, columnas, campanas y accesorios. Los volúmenes completos y vacíos y las partes superiores de diferentes grosores se ensamblan a los elementos tecnoestructurales.

Vista cenital de la cocina, que incorpora la zona de aguas en uno de los laterales.

Van Duysen ha concebido la cocina como si se tratara de un edificio. Con su habitual habilidad para combinar materiales, ha diseñado una pieza sólida y elegante, contundente pero, al mismo tiempo, ligera. El diseñador acude a un material con mucha presencia, el mármol, para definir una estructura muy expresiva. Combinado con la madera, el mármol adquiere una dimensión más cálida, pero sin restar ni un milímetro de glamour.

Volúmenes llenos, volúmenes vacíos y tableros de diferentes espesores componen la cocina de Van Duysen, plasmando un interesante juego de equilibrios. Una cocina que ocupa un lugar privilegiado de la casa, que se gana a pulso un papel protagonista en la vivienda. Si, como dicen los expertos, la cocina se ha convertido en el nuevo centro neurálgico de la casa, el modelo Ratio se convierte en un gran aliado. Un sólido enfoque que lleva la firma de uno de los creadores del momento.

©











Loading...