Suelo radiante para combatir el frio

Para protegerse las altas temperaturas en casa lo más eficaz es el suelo radiante.

Cuando hablamos de suelo radiante, la mayor parte de la gente piensa en un sistema de calefacción mediante el calentamiento del suelo que sustituye a los tradicionales radiadores y lo cierto es que así es.

Pero el mismo sistema permite que el agua que circula por sus circuitos sea fría, con lo que en verano te permite enfriar el suelo.

Y esto no es un invento de ahora. Usar el agua para enfriar los interiores ya lo hacían los romanos y los árabes hace mucho (pero que mucho) tiempo. Además como en el caso del calor, el frío que llega del suelo es sano y no es perjudicial para las vías respiratorias a diferencia del aire acondicionado, ni te obliga a vivir en la penumbra, si eres de los que evitan la entrada de calor con persianas y toldos bajados.

Lo curioso del asunto es que no se conoce está función tanto como la calefactable. Quizá sea porque el suelo radiante se está instalando de forma masiva en el norte de Europa. Entre otras cosas porque en sitios donde necesitan muchas horas de calefacción la mejor de distribución del calor supone también un ahorro de costes y energía.

Sería lógico pensar que por el mismo motivo, en zonas donde el calor aprieta y las olas de calor son recurrentes también se debería apostar por el suelo radiante como climatizador de forma masiva.
Suelo radiante para combatir el frio

VENTAJAS DEL SUELO RADIANTE COMO CLIMATIZADOR DE LA VIVIENDA

  • LA ESTÉTICA

Los conductos que se colocan bajo el suelo no se ven así que visualmente el espacio queda limpio y sin instalaciones a la vista.

  • EL ESPACIO

Ganas espacio para colocar muebles, porque ni los radiadores ni los aires acondicionados te impedirán apoyar cosas contra la pared o colgar cortinas. Solo perderás centímetros (aproximamente 10) de altura de techo por la instalación de los tubos y la capa de aislamiento.
Istock 620701644

  • EL SISTEMA DE CLIMATIZACIÓN

El frío que llega a través del suelo es confortable y natural.

  • EL AHORRO

Supone un ahorro de energía sustancial con respecto a los aires acondicionados eléctricos.

  • SISTEMA LIMPIO

Es un tipo de energía no contaminante.

INCONVENIENTES

También es verdad que aunque las ventajas son ganadores hay dos inconvenientes: su instalación y su coste.

  • SU INSTALACIÓN

Y no por difícil ni porque requiera de otras grandes instalaciones previas. Bastará con tener un sistema de calefacción tradicional (gas, areotermía, geotermía, solar…) para poder disfrutar del suelo radiante, que se conecta a los mismos tubos a los que se conectarían los radiadores, sino porque instalarlo implica quitar el suelo existente.

Y esto implica una obra de cierta dimensión.

  • PRECIO

Hay que matizar. No es que sea muy caro una instalación nueva, – el precio de su instalación está en torno a 50 euros el metros cuadrado-, lo que supone un coste extra es el precio de retirar y volver a instalar el suelo.

De ahí que se aprovechen las grandes reformas para hacerlo.

Pero la buena noticia es que también se puede instalar el suelo radiante parcialmente en casa.

Si vas a hacer una reforma parcial; por ejemplo de la cocina y/ o los baños es posible instalar suelo radiante únicamente en estas estancias y mantener los radiadores en el resto de la vivienda.

Además en estas estancias el suelo suele ser cerámico, que es un excelente material para conducir el calor y el frío, que otro de los criterios a tener en cuenta si instalas un suelo radiante.

MATERIALES PARA EL SUELO

El suelo radiante puede ser de madera o parqué, laminado, cerámico o de microcemeneto. Cualquier sistema es combatible con el suelo radiante pero no todos son igual de convenientes.

  • El suelo de madera

Es el menos indicado para compatibilizarlo con el suelo radiante aunque sí es posible. El motivo es que la madera es una aislante natural por lo que habrá un tanto por ciento del calor y del frío que se “perderá” debido a este aislamiento. Además es probable que haya que colocar una especie de junta de dilatación en algún lado (busca uno poco visible) porque la madera reacciona dilatándose o encogiédose a las diferentes temperaturas.

  • Los suelos laminados

Que simulan madera son mejor opción para el suelo radiante que la madera natural pero no lo son tanto como los cerámicos.

  • Cerámicos o microcementos

Son los mejores por su conductividad del frío y el calor, por lo que hacen llegar mejor el frío y el calor a la casa. Ahora hay muy buenos cerámicos imitando el parqué, pero a gustos.

Pedro Pena1366 2000 Imagen Vía Pedro Peña Interior Design

Si te decantas por suelo de madera o laminado y suelo radiante otro consejo es que no abuses de las alfombras, de nuevo, otro aislante.

Todo pensado para que disfrutes en tu casa de la temperatura perfecta para combatir los duros veranos.

Imagen de portada vía Atrafloor.com

También te recomendamos


Si tienes dudas acerca de las duchas de obra (a cota 0), el sistema ACO ShowerDrain B nos aclara su sistema de instalación


Cinco trucos para tener un hogar más cálido sin encender la calefacción


¿En qué consiste el factor de sostenibilidad? Así se calcularán las pensiones a partir de 2019


La noticia

El suelo radiante o la mejor manera de combatir el calor en verano

fue publicada originalmente en

Decoesfera

por
Patricia Gubieda

.

©






 

SUBSCRIBE:  DIY & Craft feed | Home & Garden feed Fashion & Style feed

 

Related Post: