Studio Tate es el autor de Armadale Residence II, una casa que tiene los pies en el pasado pero la cabeza en el futuro. Se trata de una casa histórica construida a principios del siglo XX que forma parte de un grupo residencial muy conocido en Melbourne. 

Ahora, este espacio cobra una nueva vida, de la mano de este estudio australiano que ha sabido interpretarlo, respetando la huella del pasado e incorporando lo mejor del futuro. ¿Los alicientes? Altos techos con molduras, grandes ventanales que iluminan espacios a medida y un jardín en el que el tiempo se detiene. 

©











Loading...