A menudo, oímos hablar de diseño inteligente. Pero, ¿qué significa exactamente esta etiqueta? La firma Villeroy & Boch, junto al portal de arquitectura Dezeen y la Federación Española del lujo, organizó el pasado 10 de octubre un evento en Barcelona, Smart Design & Wellbeing, con el fin de resolver alguna dudas entorno a este tema que se encuentra de rabiosa actualidad. El Convent dels Àngels, lugar escogido para la celebración del evento, reunió a más de 250 invitados, entre arquitectos, interioristas y periodistas.

A lo largo de la jornada, cuatro ponentes trasladaron al público sus opiniones respecto al diseño inteligente y el bienestar en proyectos contract. Sus aportaciones fueron muy celebradas.

¿Qué es el diseño inteligente para Natali Canas del Pozo, fundadora y directora de El Equipo Creativo? “Para mí, es entender el problema y darle soluciones creativas”. Claro como el agua. La responsable del diseño de espacios tan emblemáticos como el lujoso One Ocean Club, en el Port Vell de Barcelona, reconoce que no sigue las tendencias porque “a menudo, no prestar demasiada atención a las tendencias hace que tu trabajo se adelante a ellas”. En su lugar, prefieren construir un mapa visual con todo lo que les sugiere cada proyecto. Y así llegar a soluciones originales e imprevistas. Para el One Ocean Club, se convirtieron en auténticos expertos en todo lo relacionado con el mar, el Mediterráneo y el océano. Y de ahí, surgió la idea de diseñar un baño inspirado en los mapas antiguos de navegación. Querían darle un aire de sofisticación, de acuerdo a la atmósfera de todo el restaurante. Por eso confiaron en los materiales de Villeroy & Boch.

"Cada vez más, los diseñadores estamos intentando hacer baños bonitos", dice Natali Canas. En la foto, el del One Ocean Club. Foto: Adriá Goula

Para Olga e Irina Sundukovy, del estudio moscovita Sundukovy Sisters, el diseño inteligente no es lo que creen los diseñadores, ni siquiera lo que creen los clientes. El diseño inteligente es más bien un sueño que, a menudo, se hace realidad. Para las hermanas, un espacio tiene que ser, antes que nada, bello. “Nosotras viajamos mucho, nos alojamos en muchos hoteles y comemos en muchos restaurantes. Y lo primero que necesitamos cuando llegamos a un sitio es que sea estético”. Son partidarias del diseño inteligente, porque consideran que un diseño inteligente no puede no ser bonito. Sus proyectos son instagrameables precisamente porque no buscan la foto, sino mejorar la vida de las personas. “Creemos en la fluidez, en la multifuncionalidad”, afirman. Y adoran trabajar con los productores locales. “Luego está el tema de la experiencia nueva, por supuesto. Hoy en día, es un tema muy importante en el mundo del diseño: dar a la gente no solo calidad o cantidad, sino una experiencia nueva, algo que no hayan probado nunca”.

El hotel Pullman Berlin Schweizerhof es un ejemplo del estilo ecléctico de las hermanas Sundukovy.

“Creo que deberíamos prestar la misma atención al baño que al salón”, declaró Pepe Leal durante su ponencia. El fundador de Pepe Leal Studio, fan incondicional de esta estancia, tiene muy claro cuál es, para él, su baño ideal: “Es un lugar donde puedo tomarme una ducha enérgica, darme un baño tranquilamente y hasta tener una chimenea. Me encantan los baños en los que te puedes relajar, pero, especialmente, los que están conectados con la naturaleza. Para Pepe Leal, el diseño inteligente se da cuando hay un equilibrio entre función y forma. “Cuando llegas a algo que funciona y que, a la vez, es bonito”. Reconoce que su debilidad por los baños empezó hace mucho tiempo y que, en este sentido, se siente algo anglosajón. “En España, normalmente, el baño es una estancia a la que no se le da demasiada importancia. Se ve desde un punto de vista funcional. Yo podría hacer cualquier cosa en el baño”, concluye.

El salón rojo del restaurante Chic Sushi, decorado por Pepe Leal, te transporta directamente a Oriente.

Andrea Navarro cree que, actualmente, los espacios están sobrediseñados. Por eso, tenemos que volver a recuperar el valor de belleza en sí mismo. La arquitecta de GCA Architects reflexionó sobre el bienestar y llegó a la conclusión que el lujo no es el precio, sino el valor. Y que el concepto de wellbeing está relacionado con el hecho de sentirse a gusto en un sitio. Ante la dicotomía entre smart design y falta de espacio, resolvió que cada persona interactúa de una forma diferente con el espacio, así que, ante ese problema, hay que actuar con flexibilidad. En su último proyecto, un hotel en Budapest que está en curso de preparación, consideraron que una buena aproximación al bienestar era crear zonas comunes en las que los huéspedes se sintieran cómodos, y también habitaciones confortables en las que sentirse como en casa. “Pero no la casa que podrías tener en cualquier lugar del mundo, sino más bien la casa de tus sueños”. Tocar un baño y sentir que es un baño consistente, que no es sintético. Con materiales atemporales, como los de Villeroy & Boch.

Habitación del hotel en Budapest en el que está trabajando el estudio GCA Architects.

Más de 27.000 personas siguieron el livestream de la mesa redonda con Dezeen. La jornada terminó con las declaraciones de los responsables de Villeroy & Boch. ¿Qué es para Villeroy & Boch el diseño inteligente? Aplicar la inteligencia para desarrollar objetos que cumplan una función. ¿Y el bienestar? “Es cuando los clientes pasan a ser amigos de Villeroy & Boch”.

©






 

SUBSCRIBE:  DIY & Craft feed | Home & Garden feed Fashion & Style feed

 

Related Post: