No tiene por qué ser la comida más importante del día, pero el desayuno puede convertirse en un momento agradable si lo decoras con estilo. Sabemos que por la mañana vas con el tiempo justo, así que una opción puede ser dejar la mesa del desayuno preparada la noche anterior, igual que haces con la ropa que te vas a poner.

Una vez te hayas mentalizado, y le dediques esos diez minutos antes de ir a dormir, solo tienes que escoger el estilo con el que te apetece empezar el día. ¿Healthy, como Ariadne Artiles? ¿Rustic chic, como Jessica Alba? ¿O esencial, como Michelle Obama?

©











Loading...