EBDD Cabaña en la montaña. Capítulo 3: terminaciones



En el capítulo anterior concluimos la construcción de la cabaña, pero aun nos quedaban muchos detalles por resolver. En esta ocasión queremos contarles en detalle como fue el proceso de terminaciones en la Cabaña en la Montaña, una etapa donde nos tocó trabajar bastante.

A continuación pueden ver el capítulo 3 completo:

¿Hagámoslo nosotros mismos? Buena idea, mala idea

Me encantan la manualidades y proyectos DIY, y a la Dany también le gustan, así que somos un buen equipo. En ese sentido esta era “la ocasión perfecta de abaratar costos” pensamos. El problema es que avanzar en un proyecto que está a 250 km de Santiago resulta mucho más agotador que hacerlo en casa.

Lo cierto es que durante aproximadamente 8 semanas estuvimos viajando todos los fines de semana para avanzar en las terminaciones. Y aunque al principio partimos super motivados, eventualmente terminamos agotados. Los detalles parecían no terminar nunca, y cuando avanzábamos con una cosa nos dábamos cuenta de que surgía otro pendiente. Lo bueno es que contamos con la ayuda de nuestra familia y amigos, quienes nos dieron una mano.

Valió la pena, pero en verdad no lo repetiría. Una cosa es pintar una habitación, pero otra muy distinta es pintar una casa completa.

Interior vacío Cabaña en la Montaña

Pintando la cabaña blanca

Desde un principio teníamos claro que queríamos que la casa fuera completamente blanca por dentro, y negra por fuera. Para el interior utilizamos Simply White OC-117 de Benjamin Moore, un blanco que es realmente perfecto.

Pero previamente tuvimos que emparejar el techo y tapar todas las imperfecciones con pasta muro. Luego de eso aplicamos imprimante Sure Seal de Benjamin Moore. Acá en Chile no es tan común el uso de imprimantes, pero básicamente sirven como una mano de aparejo que ayuda a que el color definitivo adhiera mejor, y de esa manera gastes menos pintura. Esto es especialmente útil cuando trabajamos con maderas en bruto y otros materiales que son altamente absorbentes. De hecho nosotros sólo aplicamos una mano de imprimante y una de pintura, lo que nos permitió ahorrar mucho tiempo.

Interior vacío Cabaña en la Montaña

Piso vinílico

Queríamos piso blanco, pero francamente era una locura mantenerlo. Así que decantamos por una alternativa mucho más practica: gris. Encontré en Innova DSN el piso vinílico Klipen Mandala White y fue la mejor opción. Tiene una veta que le da el look de tablas decoloradas por el sol, pero con un patrón que disimula muy bien las manchas y el polvo. Además, al ser vinílico es 100% resistente a la humedad, a diferencia del piso fotolaminado (a.k.a. piso flotante) que se hincha cuando se moja.

En la cabaña hacemos mucha vida al aire libre, así que necesitábamos un piso que resistiera todo. Además la instalación es super fácil porque este tipo de piso se instala flotante, y cada tabla incluye la espuma niveladora así que no es necesario agregarla. En ese sentido resulta mucho más rápido de instalar que un porcelanato o cerámico, que tienen tiempos más extendidos.

Interior vacío Cabaña en la Montaña

¿Cerámica? Mejor Simplísima

Para el baño y la cocina siempre pensamos en utilizar cerámica, hasta que conocí Simplísima y me di cuenta que es la solución perfecta para espacios pequeños. Básicamente son planchas de fibrocemento que vienen impresas, así que no sólo sirve como material de construcción, sino que también es material de terminación. No es necesario pintarla ni aplicarle nada más encima. Es resistente a la humedad y al calor, así que funciona super bien en baño y cocina. Y la instalación es super simple -tal como su nombre lo indica- ya que se fija directo a los montantes usando adhesivo de montaje y sólo 4 tornillos arriba y 4 abajo. No se preocupen que estos tornillos luego quedan tapados por el guardapolvo y la cornisa, así que no se ven.

Para mantener las cosas simples y fieles al estilo, escogimos el modelo de Simplísima Clásico Beige, que tiene un patrón ruidoso que ayuda a disimular cualquier mancha. Además este diseño hace más fácil los calces.

Interior vacío Cabaña en la Montaña

Detalles grises

Para que la mantención fuese más sencilla pintamos las puertas y guardapolvos de la Cabaña en la Montaña de color gris, y para ello escogimos Metropolitan AF-690, el color del año 2019 de Benjamin Moore. Es un tono de gris super equilibrado, ni muy cálido ni muy frio.

Escoger gris nos permite que no se note tan fácilmente si algo se mancha, algo que es especialmente útil cuando uno tiene niños en casa.

Interior vacío Cabaña en la Montaña

¿Quieren ver más? Sintonicen el próximo viernes.

En el próximo y último capítulo de esta miniserie veremos la decoración, donde podrán ver finalmente el resultado de cada uno de los espacios terminados de la Cabaña en la Montaña. Atentos porque ese capítulo se viene muy bueno, y por acá compartiremos todos los datos.

La entrada EBDD Cabaña en la montaña. Capítulo 3: terminaciones aparece primero en El Blog del Decorador.

©