EBDD Cabaña en la montaña. Capítulo 2: la construcción



Seguimos avanzando con la Cabaña en la Montaña y en esta ocasión quiero invitarlos ver el capítulo de la construcción, una de las partes más estresantes y agotadoras de todo el proceso.

A continuación pueden ver el segundo capítulo de esta miniserie:

Si ya vieron el capítulo, entonces sigan adelante y les cuento más detalles y algunas cosas que dejamos fuera de este video. Por así decirlo, es el Lado B del capítulo de Construcción.

El resultado final

Y bueno, como sé que probablemente llegaron acá a ver el resultado del proceso de construcción, les adelanto de inmediato las fotos.

La fachada

El exterior de la cabaña es como siempre lo imaginé. Todo negro, sólo los marcos de las ventanas y la puerta blancos para dar contraste.

Para el revestimiento exterior usamos siding Cedral de Pizarreño, que son planchas de fibrocemento texturado que simulan la madera. Escogimos este material porque los cuidados son mucho más simples que la madera, ya que esta requiere de mantenciones todos los años. En cambio el siding tiene una expectativa de vida de al menos 50 años, y los retoques de pintura son sólo cuando el sol la destiñe después de varios años.

Para que efectivamente toda la fachada quedara negra, pintamos las partes de madera y metal. Escogimos utilizar Ultra Spec Ext de Benjamin Moore (color Graphite 1603), una pintura que es realmente eterna y especialmente diseñada para usarse al aire libre, ya que la idea no es tener que andar pintando a cada rato la fachada. De hecho esta pintura tiene garantía de 25 años, así que si quieren irse a la segura les recomiendo esta marca.

Para la entrada a la casa necesitábamos un material resistente y de un color que disimule la suciedad. Encontré en Innova DSN este porcelanato Indonesia Lava Mate Bold en formato 30×60 cms que tiene una veta que simula piedra, así que no se nota nada el polvo. De hecho me tinca mucho para usarlo en una casa en la ciudad también.

Lo sé, aún tenemos pendiente el paisajismo

El proceso de construcción

No hay nada menos glamoroso que la construcción. Estar en una obra para mi no es cómodo, incluso en grandes empresas constructoras, así que se imaginarán como fue el proceso trabajando con maestros de campo. Fue un proceso sucio y desordenado. La verdad es que yo quise abaratar costos y por eso busqué los maestros directamente, pero pasamos muchos disgustos en este proceso.

Así que si quieren construirse una casa les recomendaría buscar una empresa constructora, con quien puedan negociar plazos de entrega claros. Porque lidiar directo con maestros (especialmente en un proyecto a 250 km de Santiago) fue complicado. De hecho nosotros tuvimos que buscar nuevos maestros a la mitad del proceso de construcción, porque los primeros no avanzaban nada cuando no estábamos ahí mirando. Y eso que nosotros negociamos el pago sujeto al estado de avance, si hubiéramos pagado diario todavía estaríamos en construcción.

Inicialmente pensamos en pintar la madera directamente, pero viéndolo en retrospectiva no puedo estar más contento de haber escogido revestirla con siding, ya que se ve mucho mejor terminada por todos lados. Probablemente al pintarlas de todas maneras se habrían visto mejor las tablas de forro, pero el siding es mucho mejor opción.

Aislación

Este tema era super importante para nosotros. Como se trata de una cabaña en la montaña donde cae nieve en invierno, necesitábamos usar la mejor aislación térmica posible. Por eso utilizamos lana de vidrio Romeral para aislar el techo (incluido en la parte con viga a la vista) y usamos lana mineral Romeral para aislar todas las paredes, tanto por dentro como por fuera de la cabaña.

Además escogimos ventanas termponal de PVC blanco, que es lo mejor para aislar del ruido y del frio. La verdad es que las ventanas termopanel suelen ser muy caras, pero encontré que en Sodimac vendían algunos modelos de medidas estándar que eran mucho más baratas. Así que modificamos el kit base de la casa para que calzaran bien las ventanas con estas medidas, que son un poco más pequeñas (120×120 cms) que las que venían definidas en el kit original (150×150 cms). Ahora como el plan siempre fue pintar todo blanco, sabía que no se oscurecería. Además, agregamos un ventanal de 150×210 cms. como salida a la terraza que haremos en un futuro.

Por dentro de la cabaña revestimos todo con pino machihembrado, el cual instalamos en posición vertical para proyectar todo hacia arriba. Este es un pequeño efecto óptico que hace que los espacios se vean más altos. Para no tener tanta mezcla de texturas dejamos los techos lisos, sino sería demasiadas texturas en todos lados.

El techo

Desde un comienzo me pareció interesante este diseño de techo en 4 aguas. La mayoría de las cabañas de medidas similares son de 2 aguas, y realmente este tipo de techo la eleva bastante. Originalmente el kit prefabricado venía con techumbre metálica, pero consideramos que sería molesto por el ruido de la lluvia y granizos, así que decidimos cambiarla por teja asfáltica Celtic Top Shingle negro de Pizarreño. Quizás en las fotos finales se ve un poco café por la tierra de la zona (y porque las fotos las hicimos en verano), pero ahora que estamos en invierno se aprecia en toda su gloria.

¿Qué les parece la cabaña?

Espero que les haya gustado, y atentos porque la próxima semana continua un nuevo capítulo donde hablaremos sobre las terminaciones (algo que nos tomó incluso más tiempo que la construcción)

La entrada EBDD Cabaña en la montaña. Capítulo 2: la construcción aparece primero en El Blog del Decorador.

©