EBDD Cabaña en la montaña. Capítulo 1: el diseño



¡Al fin puedo comenzar a mostrarles el proceso de construcción de la cabaña! No saben cuanto tiempo he estado mordiéndome la lengua para no contar más detalles, pero ya pueden ver el primer capítulo de esta miniserie.

En esta ocasión les contamos sobre el hermoso lugar que escogimos para tener nuestra cabaña, además de todas las definiciones de diseño. Si no saben de qué estoy hablando, algún tiempo atrás les conté sobre la idea de construirnos una cabaña en la montaña, algo que ya es realidad.

Si ya vieron el capítulo y quieren entrar más en detalles, los invito a seguir adelante.

Desde un comienzo sabíamos que queríamos una cabaña pequeña. Mis papás ya tienen una casa más grande en la misma parcela donde nos reunimos siempre. En nuestro caso lo que necesitábamos era un espacio donde llegar sin molestar a nadie. Lo suficiente para poder habitarlo de manera autónoma, pero no tan grande porque mientras más m2, mayor presupuesto se necesita.

Distribución general

Planos originales del kit de casa prefabricada 42 m2

Aunque nuestro plan inicial era otro, finalmente terminamos escogiendo de base una casa prefabricada de 42 m2 que tiene una distribución muy práctica, sin espacios perdidos. En la foto de arriba pueden ver los planos originales de la cabaña, y en la imagen de abajo pueden ver el diseño aplicado:

Planta de diseño

En general el living comedor funciona como área de distribución para las habitaciones aledañas, así que no se pierde espacio en pasillos. De todas maneras nosotros le hicimos algunas modificaciones para que se ajustara mejor a nuestras necesidades.

Este es un modelo de cabaña que pueden encontrar en muchas empresas que venden casas pre fabricadas, así que si les gusta podrían conseguir una tal cual en cualquier parte de Chile. No voy a recomendar en particular a la empresa donde nosotros compramos porque tuvimos algunos problemas que prefiero no detallar.

Fachada de la cabaña

Como se trata de una cabaña en la montaña y cae nieve en el invierno, quisimos tener una fachada negra para que genere un alto contraste. Además el negro contrasta muy bien con el verde del entorno, así que desde un comienzo nos gustó la idea de que fuera blanca por dentro y negra por fuera.

Un dato importante: queremos usar ventanas termopanel en toda la casa para tener mejor aislación térmica. El tema es que estas son bastante más caras, pero encontré en Sodimac que venden algunos modelos con medidas estándar, así que en el diseño modificamos el kit base de la casa prefabricada para utilizar esas ventanas estándar. De esta manera vamos a ahorrar (literalmente) un par de millones en ventanas.

Living comedor

Lo que ven arriba es lo primero que uno ve al entrar a la cabaña. Obviamente la puerta del baño se mantiene cerrada, pero en este caso la dejé abierta para que se entienda mejor la distribución. En el diseño original la cocina quedaba completamente abierta, pero modificamos ese panel para que se viera simétrico y nos permitiera colgar un telar en la pared del fondo. Como este espacio es reducido, encontré que la mejor solución era una mesa redonda de 90 cms de ancho, perfecta para 4 personas (aunque en la práctica se pueden acomodar hasta 6).

Justo al entrar a la cabaña nos encontramos con el living. Todo este espacio tendrá vigas a la vista, para que se vea más amplio, ya que la altura ayuda a darle “aire”. La idea es que todo el interior sea blanco, para que la luz rebote por todos lados y se vea luminoso.

En este corte se aprecia mejor como ambos espacios conviven. Para optimizar el espacio la idea es utilizar apliqués en vez de lámparas de sobremesa, así ganaremos espacio de suelo. Sí o sí queremos un sofá cómodo, y dado que no alcanzan otros asientos más grandes optamos por complementar con poufs.

Cocina

La cocina es diminuta, mide sólo 1,4 x 1,4 mts., así que fue todo un desafío. Para aprovechar mejor el espacio de almacenamiento consideré una distribución en L, donde sólo cabe una persona. Para la parte superior pensamos en poner un mueble colgante, pero se sentía demasiado pequeña. Es por eso que mejor optamos por repisas flotantes, que nos permitan guardar todo en frascos. El refrigerador tiene que ser mini mini para que quepa en este espacio, así que un frigobar es la opción.

Baño

Este espacio fue el que más me complicó porque inicialmente quería utilizar una tina, pero no había forma de que cupiera. Después de darle varias vueltas encontré una cabina de ducha que resulta práctica y no corta tanto el espacio (al menos no visualmente), así que en torno a eso distribuí el vanitorio y el inodoro.

Dormitorio principal

Aunque la cabaña es pequeña, la verdad es que los dormitorios tienen un buen tamaño. En la habitación principal usaremos una cama de 2 plazas (queen, 150 cms), y también usaremos apliqués en vez de lámparas de sobremesa para aprovechar mejor el espacio. Para optimizar el espacio de guardado, acá pondremos un closet grande que ocupe casi toda la pared.

Dormitorio de nuestro hijo

En esta habitación queremos usar 2 camas de 1½ plazas. Idealmente quiero encontrar camas de bronce antiguas, para darle un look más “vivido”. Me fascinan las cosas antiguas porque le dan mucho carácter a los espacios, pero es logísticamente complicado usarlas en casas de clientes, por eso no las ven mucho en nuestros proyectos. Esta habitación tendrá sólo una cómoda que además sirve de velador, porque está pensada para nuestro hijo y potenciales visitas. En general nadie que necesite guardar muchas cosas.

¿Qué les parece?

Espero que les guste, y quédense atentos porque la próxima semana veremos el segundo capítulo donde les mostraremos todo el proceso de construcción.

La entrada EBDD Cabaña en la montaña. Capítulo 1: el diseño aparece primero en El Blog del Decorador.

©