Es en Reims, donde la diseñadora Annabelle Brun y el anticuario Brice Bérard, han transformado el antiguo estudio de un artista en una hermosa casa de huéspedes llamada «Les Pénates de Reims» con un estilo vintage y rústico. Decoración muy natural y muy zen en un entorno ideal. La pareja encontró que era demasiado grande para su familia, por lo que se propusieron transformar el espacio extra en dos apartamentos boutique de invitados para alquilar.

Nos recibe una gran sala principal, anteriormente parte del estudio industrial de los artistas, con ventanas a un lado y una cocina escondida en la parte posterior. «La casa estaba muy dañada, pero es el alma la que nos llevó a tomar las decisiones para su arquitectura», dice Brun. Se han recreado todos los espacios con materiales antiguos que han ido adquiriendo y recuperando, y con una alta dosis de imaginación, han recreado este lugar, respetando el espíritu de la casa. Para traer luz, la pareja cuenta con un tragaluz grande diseñado y construido a medida por una empresa local. Los accesorios en esta vivienda cambian con frecuencia, como la puesta en escena de la tienda de antigüedades de la pareja.

La cocina está separada de la habitación principal por una ventana vintage. en una de las habitaciones, la pareja construyó un armario y una repisa para dar forma y carácter a una habitación cuadrada anodina. Los pisos están cubiertos de esteras tejidas. Os dejo con las imagenes de este espacio tan singular y lleno de sabor.



Vía

©









Volotea WW


Loading...
Cafago WW