Decoración nórdica sofisticada y de tendencia

salon-nordic
Nórdico con print tropical. Nórdico con base industrial. Nórdico en versión boho. Si pensabas que ya habías visto todas las facetas del estilo nórdico, espera porque aún quedan muchas más por descubrir.

En Decorablog queremos presentarte al nórdico más elegante y sofisticado. Un nórdico a la última que demuestra, una vez más, su gran versatilidad. Y lo hace apostando por una gran variedad de materiales, acabados y piezas que están de rabiosa actualidad. ¿Te lo vas a perder?

Enriquece y añade texturas con materiales

En el diseño nórdico la madera es la gran triunfadora. Un material que está presente tanto en el mobiliario como en los accesorios e incluso en el revestimiento de suelos. Sin embargo, el nórdico más sofisticado se atreve a lucir otros materiales que funcionan muy bien con la madera.

Los materiales fríos, como el cristal, el mármol y el metal, enriquecen esta decoración y consiguen el equilibrio estético perfecto. Y es que la madera suma calidez y los acabados metalizados aportan sobriedad y elegancia. Un contraste que resulta súper decorativo y que logra interiores muy equilibrados en cuanto a estilo y confort se refiere.

comedor-nordico

Viste con tapicerías elegantes

En cuanto a textiles, los interiores escandinavos más sofisticados se visten con texturas súper apetecibles y de tendencia. Hablamos, por supuesto, del terciopelo. Estas tapicerías son perfectas para lucir en los asientos del comedor y en el sofá o en alguna butaca del salón. Pero también en el dormitorio, por ejemplo con una banqueta a los pies de la cama. Sutiles detalles de tendencia que añadirán sofisticación a la decoración nórdica.

comedor-tendencia

Añade piezas de diseño escultural

Si conoces el diseño escandinavo, seguro que sabes que en estos interiores predominan las formas sencillas y discretas. Los muebles nórdicos destacan por su gran practicidad y versatilidad. Por eso, si queremos dar un toque de glamour a esta decoración no debemos perder de vista al diseño más escultural.

Una buena idea es añadir alguna pieza exuberante y de diseño. Tal vez una lámpara escultural puede ser una buena de romper con esa sencillez que transmiten los interiores nórdicos.

Si quieres conseguir un efecto aún más sorprendente, prueba con una lámpara de formas voluptuosas, con un acabado dorado… Por ejemplo, una lámpara chandelier o de araña. Es decir, un diseño-joya que aporte un toque inesperado. Una estupenda solución para cualquier rincón de casa. Ya sea en el salón, en el dormitorio o incluso en la cocina.

No renuncies al arte

El arte también puede ayudarte a dar un twist elegante a tu decoración nórdica. No descuides las paredes y decóralas con una bonita composición de cuadros que te gusten y que además hablen de ti. Lo primero de todo será escoger la temática y el tipo de diseño que quieres: arte abstracto, ilustraciones, diseño vintage, paisajes, naturaleza, etc.

Cuando lo tengas todo claro, piensa en el lugar en el que deseas colocar tus cuadros. Puedes colocar los cuadros de forma totalmente simétrica o asimética. Si quieres transmitir equilibrio, prueba con un diseño simétrico. Por supuesto, escoge cuadros de la misma forma y tamaño. Si buscas un efecto más informal y casual, coloca los cuadros sin un orden determinado.

cocina-diseño

Escoge colores oscuros

Por último, no te olvides de otro detalle muy importante: el color. Generalmente, los interiores nórdicos suelen ser espacios luminosos, en los que predomina el blanco y la madera clara. Sin embargo, en la decoración nórdica la gran apuesta son los tonos oscuros. Aunque, por supuesto, introducidos de una forma sutil para no perder luminosidad ni tampoco la auténtica esencia del diseño escandinavo.

Puedes apostar por estos tonos a través de un mueble principal o bien de pequeños accesorios, distribuidos por el espacio. Pero asegurándote de que el color dominante es el blanco.

©






Loading...