¡Hola!

¿Cómo estáis? Ahora que parece que el frío empieza a despedirse y el entretiempo nos pisa los talones, ya nos vamos despojando de todas esas capas que nos hacían parecer una cebolla para dejar paso a los ansiados looks frescos y ligeros. En ellos, sin duda, un ingrediente esencial suele ser la camisa blanca, que forma parte de las primeras líneas de todo armario que se precie, sea la estación que sea. De hecho, en más de una ocasión se convierte en nuestro salvavidas para cualquier estilismo, de ‘casual’ a formal, que imaginemos, dándole el toque elegante que toda apuesta necesita.

Una vez más, Paula vuelve a inspirarnos para no caer en el típico combo de camisa blanca + jeans y descubrirnos todo lo que este básico, con sus distintas variaciones y detalles, puede hacer por nosotras.

Camel

Recuerda este post.


Masculino singular

Recuerda este post.

Con pañuelo 

Recuerda este post.

Pijamera

Recuerda este post.



Hippie 

Recuerda este post.

Con pichi

Recuerda este post.

Con lazo

Recuerda este post. 

Étnica

Recuerda este post.

Pensando en verano

Recuerda este post.

¡Feliz miércoles!

Un beso,

El equipo de ELLE.es.

 

©