El salón es el primer ambiente que visualizamos al entrar al hogar. Este debe ser acogedor y estar decorado con un estilo que represente elegancia, comodidad y funcionalidad. La distribución de los muebles es clave para lograr un buen diseño del espacio y el sofá, por lo general, es el elemento protagonista. 

Dependiendo del tamaño y la forma del salón, es preciso determinar qué tipo de sofá es el más conveniente para elegir. Y es que el mercado tiene disponible múltiples alternativas que se pueden adaptar al estilo que buscas para esta estancia. Dos de los más demandados en la actualidad son el chaise longue y el rinconero.

Es común que no sepamos diferenciar entre un sofá chaise longue y un sofá rinconera. Por eso, en esta oportunidad queremos comentar acerca de las principales características de cada uno para que así, puedas elegir con más criterio el tipo de mueble que le va mejor a tu salón. Es cierto que se parecen mucho, pero hay pequeños elementos que distinguen uno del otro. 

Uno de estos es que el chaise longue tiene brazos más cortos y no tiene respaldo, mientras que la rinconera sí los tiene en todos sus asientos o plazas. 

Cuándo es mejor elegir un sofá chaise longue

Aunque ambos tipos de muebles tienen forma de “L” hay algunas condiciones que te permitirán elegir el más adecuado para el tamaño del espacio, la cantidad de asientos, el estilo, entre otros. 

Por ejemplo, si buscamos un sofá lo bastante amplio y cómodo para toda la familia, el chaise longue es la mejor opción, ya que los brazos cortos permiten que una persona se tumbe en una postura recta. 

También resulta la alternativa más acertada cuando el espacio o la forma del salón no es muy uniforme. Al tener este tipo de sofá un lado mucho más corto que el otro, podrás tener mejor maniobra de ubicación. 

La distribución de otros elementos del salón y el tipo de decoración y diseño también son puntos importantes a tomar en cuenta para elegir entre uno y otro tipo. En el caso que desees colocar el sofá justo debajo de una ventana, probablemente el chaise longue siga sumando puntos positivos en la selección, puesto que al no tener respaldos muy altos, podrá ser mucho más fácil instalarlo en ese lugar. 

Por qué escoger un sofá rinconera

El sofá rinconera es una opción que va muy bien en diferentes tipos de salones. Es posible que a simple vista parezca que ocupa mucho espacio, pero su elegancia ofrece mayores niveles de prestancia a estos ambientes. 

Un sofá rinconera pequeño irá bien en espacios reducidos y su comodidad es indiscutible. Lo mejor de este tipo de muebles es que se adapta perfectamente a muchas formas y al ser en tipo de L logra ocupar el espacio justo, dejando espacio para colocar otros elementos decorativos en el salón. 

Muchas veces no tenemos espacio suficiente para colocar un sofá y dos sillones, pero este sofá tiene la particularidad de complementar muy bien todo el diseño, en donde solo será necesario colocar una mesa de centro. 

Factores para elegir el más adecuado

Si no tienes mucha experiencia con el diseño de interiores, una magnífica idea es acudir a expertos para que te asesoren. Elegir entre una rinconera y un chaise longue, en términos generales, está condicionado por el espacio disponible. 

Por otro lado, hay que decir que los sofás chaise longue se han convertido en una gran tendencia decorativa de los últimos tiempos, ya que ofrecen un mayor número de asientos; algunos modelos incluyen almacenamiento o se pueden convertir en cama, lo que permite calificarlos como muebles multifuncionales y mucho más prácticos. 

En todo caso, lo mejor antes de hacer una elección es tener en cuenta las dimensiones del espacio. Los sofás en forma de L, en general, nos ayudan a optimizar y aprovechar todos los metros cuadrados disponibles y a la vez, obtener un buen número de asientos para que todos los miembros de la familia se sientan cómodos, así como también, es posible recibir invitados para compartir de forma amena en el salón.

©











Loading...