Creía que había fantasmas en su casa; ¡era su exnovio viviendo en el ático!

Es normal tener miedo a los fantasmas, después de todo desde que somos pequeñas nos han infundido el temor a seres inexistentes como el monstruo del armario, el ropavejero, La Llorona, el viejo del costal y una infinidad de personajes más. Sin embargo, nunca nos preparan para temer a las personas, al contrario, nos hacen confiar y ser amigables y hasta mantener relaciones amorosas. Pero en el fondo, hay personas que asustan más que cualquiera.

Una mujer originaria del norte de Pittsburg se sintió aterrorizada en su propio hogar. Durante semanas escuchó ruidos extraños provenientes del ático que la despertaban a media noche, pero no solo era eso: comenzó a notar que la tapa del retrete estaba arriba y que había una manta gris que pertenecía a su exnovio en el sofá y luego la vio una vez más en el rincón oscuro del ático. Ante estos hechos, la mujer no dudó en llamar a la policía porque aunque los fantasmas hacen ruidos, no mueven los objetos. Así descubrió que era él viviendo en su ático.

Un “fantasma al acecho”

Cary Cocuzzi hombre que vivió 3 semanas en el ático de su exnovia durante la fotografía de la ficha policial

Caray Cocuzzi fue acusado de robo e invasión ilegal a la propiedad luego de que su exnovia lo encontró parado observándola en medio de la habitación. La mujer, cuyo nombre se mantiene en el anonimato, dio una entrevista para el Canal 11 de USA, en la que dijo que se sintió aterrorizada:

Siento que esto me va a afectar por el resto de mi vida. Tenía una intuición al respecto, pero la ignoré, la hice a un lado. No quería parecer paranoica y confié en mis instintos.

Nadie usa el baño de esa manera y yo no recibí visitas, así que pensé: ‘Dios mío, ¿este hombre está en mi casa? Esto es tan extraño’.

El hombre ya tenía orden de restricción

Cary Cocuzzi hombre que vivió 3 semanas en el ático de su exnovia expuesto en la policía con la calle y la manta con la que vivía en el ático

Anteriormente había tratado de agredirla sexualmente, así que interpuso una denuncia y el juez le concedió una orden de restricción. Al parecer no le importó, pues vivió en su casa durante tres semanas antes de que ella lo encontrara en medio de la habitación.

Antes de que pudiera correr para pedir ayuda la tomó de la cara, aun así gritó y eso alertó a los vecinos que no dudaron en llamar a la policía. Afortunadamente sus hijos no se encontraban en la casa esa noche.

Él no respetó la orden de restricción. El había estado en mi casa mientras mis hijos estaban aquí, mientras yo estaba aquí durmiendo. Nunca piensas que esto te sucederá.

La policía dijo que Cocuzzi afirmó que había estado viviendo sin hogar de forma intermitente durante los dos últimos años, por eso irrumpió en la casa de la chica. Cuando ella logró correr, él volvió al ático, lugar en el que fue encontrado escondido debajo de la ropa y los muebles.

©






Loading...