Quienes tienen o han cuidado de niños, saben que obtener un minuto de paz es casi imposible, en especial cuando se trata no de uno sino de cuatro pequeños; sin embargo, este padre de familia lo consiguió y de una forma bastante ingeniosa.

Mantuvo a sus cuatro retoños en silencio, tranquilos y entretenidos mientras él tomaba una siesta y su esposa iba de compras, y lo único que tuvo que hacer fue un dibujo.

Cuidar niños es de lo más sencillo

Pareja de esposas recargados para una selfie

Monica Weber se fue de compras dejando a su esposo Michael a cargo de sus cuatro hijos, una tarea bastante complicada para un hombre que acaba de llegar a casa después de 12 horas de trabajo continuo.

Sin embargo, Michael no vio problema alguno en la situación y echó a volar su imaginación. Entregó un cuaderno y un lápiz a cada uno de sus hijos y les pidió que hicieran un retrato de él mientras “posaba” en el sillón, el ganador tendría una barra de chocolate tamaño jumbo.



Los niños son capaces de todo por un chocolate

Niños sentados frente a su padre mientras lo dibujan

Sin imaginar que su plan funcionaría, Michael se recostó en el sofá y posó mientras sus hijos explotaban sus dotes artísticos. Su esposa quedó tan sorprendida al llegar a casa y ver a los pequeños en absoluto silencio, que compartió el emotivo momento en Facebook.

Estoy bastante segura de que es el hombre más brillante que he conocido. Los tiene haciendo “arte realista” mientras “simula” una siesta.

El ganador tiene una barra de chocolate jumbo, pero seamos honestos… el único ganador es él.

—Monica Weber

La publicación ha sido compartida por más de 35 mil personas y todo indica que la idea será replicada en más de un hogar, esperemos que todos corran con la misma suerte.

©









Govoyagin Many GEOs


Loading...
Rosegal WW
GearBest WW