Sombrilla para la terraza

Sacarle el mayor partido a la zona de la terraza pasa por elegir los mejores muebles y complementos para esta zona. Disfrutar de un espacio confortable es sin duda algo que todos deseamos si tenemos una terraza en nuestra casa. Es por eso que debemos saber cómo elegir las sombrillas para la terraza, un complemento muy necesario en verano.

Si vivimos en una zona con buen tiempo, la sombrilla es un elemento imprescindible para las horas centrales del día. Este sencillo accesorio nos permite disfrutar durante más horas del espacio de ocio en la terraza, por eso debemos elegir la que sea más funcional para nuestro hogar.

Por qué necesitamos sombrillas para la terraza

Sombrillas de terraza

Decorar una terraza parece un proceso sencillo, pero a la hora de aprovechar el espacio, nos damos cuenta de que necesitamos bastantes cosas. Una de ellas es la sombrilla. Si no hemos planeado tener una pérgola en la zona de la terraza y no tenemos árboles, entonces es necesaria la sombrilla, pues nos dará cobijo en los días de sol. Las sombrillas tienen la gran ventaja de poder moverse, al contrario que las pérgolas, por lo que son perfectas si las terrazas solo se usan de vez en cuando o si queremos tener movilidad en las zonas de sombra. Además, hay diversos tamaños, por lo que es fácil encontrar una que se pueda adaptar al espacio del que disponemos. Su uso también es muy sencillo, y si no queremos sombra solamente tendremos que cerrarla. Su versatilidad hace que sea uno de los elementos más elegidos a la hora de añadir zonas con sombra en la terraza. Además, es un elemento que resulta mucho más económico que las pérgolas.

Cómo elegir las sombrillas

Sombrilla para la terraza

La sombrilla para la terraza se debe elegir según las necesidades que tengamos. Es importante conocer los metros a cubrir, ya que la sombrilla debe ser suficiente. Si resulta escasa a la hora de dar sombra nos tendremos que plantear comprar una sombrilla más grande o comprar varias de ellas.



Los modelos de sombrillas tienen varias formas. Si teníamos sombrillas redondas, ahora se llevan mucho más las que tienen una forma cuadrada. Además, las hay con el palo central, pero también las que cuentan con una base hacia un lado y la posibilidad de poner la sombrilla sobre una zona sin que nos moleste esa base.

Sombrillas para la terraza

En cuanto al tipo de sombrilla, tenemos las que puede ser portátiles, que son mucho más ligeras. Suelen tener ruedas o una forma de moverlas, porque así es más fácil llevarlas de un lado a otro. Por otro lado, tenemos las que son fijas, que pueden ser más amplias y tienen bases pesadas para que no puedan llegar a caerse si hace viento o mal tiempo.

Los materiales de las sombrillas son también muy variados. Las hay de madera, las cuales son ideales si queremos un espacio de estilo natural en la terraza. Las de aluminio son modernas, resistentes y ligeras, por lo que es un material que gusta mucho en estos casos. Las de acero inoxidable son de alta calidad y aguantan bien frente al clima en el exterior.

Dónde poner las sombrillas en la terraza

Sombrilla para terraza

Las sombrillas para la zona de la terraza se pueden poner en muchos espacios. Las sombrillas que tienen la base en el centro están pensadas para las mesas que ofrecen un hueco en el centro. Si no contamos con este tipo de mesas o no vamos a ponerla en un lugar céntrico, podemos comprar las sombrillas más novedosas que cuentan con una base puesta hacia un lado.

Si vamos a poner más de una sombrilla, lo ideal son las que son cuadradas, porque se añaden una al lado de la otra y ofrecen una sombra realmente uniforme. En la actualidad son las que más se utilizan, porque ofrecen un toque muy moderno a los espacios.

Los tonos de las sombrillas

Sombrilla de colores

A la hora de escoger la sombrillas, también tenemos que tomar la decisión sobre los colores que se pueden elegir en la actualidad. Los tonos básicos son los más utilizados, puesto que se pueden combinar con cualquier espacio y todo tipo de muebles. A la hora de escoger sombrillas se pueden coger tonos que sean claros, puesto que ofrecen mayor frescura. Tonos como el beige, el blanco roto o el gris claro son perfectos para añadir a nuestra terraza. Combinan con muebles de todos los colores, por lo que se tratará de un complemento que se mimetizará con todos los estilos.

También cabe la posibilidad de comprar una sombrilla colorida. Aunque no es habitual, la sombrilla puede darle un toque colorido a la zona de la terraza. Si los muebles o los textiles no cuentan con muchos tonos, estas sombrillas pueden ser ideales para crear un punto de color en la terraza.

©