Habitaciones grises

Las habitaciones juveniles son lugares en los que se busca plasmar la personalidad de quienes las usan. Son el lugar en el que pasarán más tiempo, ya sea de ocio o de descanso, y por eso tienen que ser lugares especiales. Si estás pensando en decorar una habitación juvenil, te mostramos cuáles son los colores que se llevan ahora mismo.

Elegir los tonos en los que vamos a decorar un espacio es una gran decisión, ya que los colores causan sensaciones y también tienen que ver con la personalidad. Estas ideas te muestran algunas formas de utilizar los colores para decorar estas habitaciones juveniles.

Habitaciones en tonos azules

Habitaciones azules

Los colores azules son siempre un acierto por varias razones. No pasan de moda y además se pueden buscar diferentes tonalidades dentro del azul y combinarlas como el azul marino y el azul cielo. En esta habitación vemos mucho color blanco con algunos toques de azul en los textiles, las paredes y los muebles. Es un color que además es perfecto para las habitaciones porque nos ayuda a relajarnos.

Colores claros bien combinados

Tonos pastel

Los tonos pastel están muy de moda, porque no le restan luminosidad a los ambientes diáfanos que son tendencia. En un dormitorio juvenil no se suele prescindir del colorido porque a esas edades gustan los colores. Pero se pueden rebajar en intensidad utilizando tonos pastel como estos. Si los combinamos bien lograremos el equilibrio perfecto. En este caso han puesto ciertos tonos grises junto con verdes y un bonito mostaza que pone el toque divertido.

Tonos vivos para darle energía



En este caso han optado por los tonos más vivos. El mostaza es mucho más intenso y han puesto grises y blancos para que destaque todavía más. Además se han atrevido con una pared oscura. Sin duda es una típica habitación juvenil en la que buscan plasmar esa energía y vitalidad. No obstante, debemos tener cuidado a la hora de añadir los tonos vivos y sobre todo en las paredes. Estos colores que son más oscuros e intensos pueden llegar a restar mucha luz al ambiente y si la habitación no tiene luz natural o es pequeña lo notaremos muchísimo.

Elige el blanco con toques de color

Habitaciones juveniles blancas

Una buena elección para pasar a una habitación juvenil es decantarse por añadir una base blanca y sobre ella poner algunos tonos. En este caso han elegido la perfecta mezcla de los grises y los amarillos, que crean un contraste ideal. Es una elección bonita pero hay muchas más. Lo bueno de elegir mucho blanco es que si queremos cambiar de estilo tendremos que pintar menos cosas. En esta habitación eligen bien porque los tonos son actuales pero al mismo tiempo resultan atemporales. El gris es toda una tendencia que es además muy sencillo de combinar con otros tonos que sean vivos, no solo con el amarillo, sino también con un naranja o un rosa.

Tonos sobrios para un espacio juvenil

Aunque los tonos sobrios no suele ser lo que los jóvenes escogerían para sus habitaciones, puede que también sean unos colores que los lleguen a convencer. Esta habitación tiene toques divertidos con los stickers en las paredes, pero en los tonos han usado colores suaves que vayan a juego con esa madera en tonos claros. El resultado es un espacio relajante y sobrio pero con toques divertidos. Nunca hay que olvidarse de crear una zona que sea funcional, con su escritorio y su cama, pero también que sea agradable y les guste. Si los tonos sobrios les resultan aburridos podemos elegir estos tonos pero más vivos, con verdes y amarillos.

La vivacidad del naranja

Habitaciones tonos naranjas

El naranja es junto con el amarillo uno de los tonos más vivaces que hay, por lo que puede ser una buena opción para añadir a las habitaciones juveniles. En este caso vemos un espacio con tonos muy claros. Para que el cuarto no resulte aburrido han decidido añadir esos colores anaranjados. Es una buena idea añadir pinceladas en distintos puntos de la habitación, para que el color no se quede concentrado solamente en una zona. Así podemos añadir unos cojines, una alfombra, una estantería y una lámpara en un tono que nos guste. Aquí el naranja ya iba incluido en los muebles y también han elegido textiles a juego.

Los clásicos tonos rosados

Habitaciones rosadas

El rosa es un color que se asocia con lo femenino, pero hoy en día es también un tono que se lleva mucho en los espacios nórdicos. Así que si es un color que les guste, podemos añadirlo en la habitación. Es un color que puede llegar a aburrir si añadimos demasiado, porque no aporta serenidad como pasa con el azul, por lo que es mejor añadir pequeñas pinceladas. Si además mezclamos tonos más intensos de rosa con otros pastel, el resultado será todavía más original.

©









Booking.com WW


Loading...
TVC-mall WW
Banggood WW