Diseñada en 1949 y producida a partir del siguiente año, la Wishbone Chair fue la primera de las cinco sillas que el danés Hans J. Wegner (1914-2007) ideó para Carl Hansen & Søn.

Cuando tenía unicamente14 años, comenzó a trabajar como aprendiz de ebanista en un taller. Así nació su profesión, que le llevó a idear más de 500 sillas a lo largo de su vida. De todas, la más icónica es la Wishbone Chair o CH24, inspirada en la dinastía Ming. Esta pieza de madera y cuerda lleva produciéndose por el fabricante de muebles Carl Hansen & Søn desde 1950, ininterrumpidamente.

A día de hoy, se produce en Dinamarca, en la fábrica que la compañía tiene en la isla de Funen. Allí, sus 14 partes se ensamblan en un proceso 100% manual, incluido su asiento de cuerda, que se teje a mano.

Cada una tiene un precio que parte de 720 euros y presenta una pequeña placa de latón grabada con la firma y fecha de nacimiento de Hans J. Wegner, discretamente ubicada dentro del marco de la silla. Además, va acompañada de un certificado de autenticidad.

Ahora se presenta en rojo, blanco, negro, verde y antracita.
Forma parte de la historia del mobiliario.Su estructura de apariencia sencilla la ha convertido en un clásico.Según el color, otorga nuevas sensaciones al ambiente.

©











Loading...