A menudo cuando instalamos los electrodomésticos y muebles de una casa la campana extractora es lo último en lo que pensamos. No porque no sea necesario sino porque nos da la sensación que es un aparato que precisamente es muy necesario pero no se nos ocurre que pueda aportar al diseño de la cocina. Pues queremos demostrarte que esto no es así. Y es que los nuevos diseños son perfectos para darle a tu cocina el toque de diseño que necesita. Lo importante para esto es saber elegir la campana extractora más idónea para tu caso. ¿Cómo hacerlo? Te damos algunos trucos.



Campanas extractoras

Existe un mundo en lo que se refiere a las campanas extractoras, y las hay de muchos tipos. Lo importante es elegir la que encaje con tu cocina. Referente a las modalidades, estas son algunas que podrás escoger:
  • Aquellas que están integradas en un armario de la cocina y se ponen en marcha cuando lo abrimos o tiramos de la puerta.
  • Las que se instalan en un mueble alto, son las que tenemos más vistas.
  • Telescópicas. Aquellas integradas en muebles pero que solo se ven cuando están en funcionamiento.
  • Campanas de superficie. Las que se instalan directamente en la encimera.
De todas estas modalidades encontramos diseños muy diferentes. Algunas preparadas para ser instaladas en una isla otras para incorporarse en una cocina de pared.



Pero lo importante si nos fijamos en el diseño y en la decoración de la cocina, es elegir una que tenga el diseño más adecuado y con el material y color que más encaje en nuestra cocina. Las hay de muchos tipos así que hay margen para elegir.

Escoger una campana extractora

A la hora de escogerla, no solo podemos basarnos en el diseño, hay cosas básicas que tenemos que tener en cuenta si queremos que funcione bien.


  • El tamaño debe ser, al menos, el de la placa de cocina. Si la anchura es menor no absorberá bien los humos y olores. Si la placa es, por ejemplo, de 60 centímetros, la campana debe tener al menos 70 o 80 centímetros de ancho.
  • La potencia es muy importante, y una vez más debe decidirse en función del tamaño de nuestra cocina. ¿Cómo calcularlo? Multiplica los metros cuadrados de la cocina por la altura y el resultado multiplícalo por 12. La cifra resultante es la potencia en m3/h que necesitas para tu campana.
  • Mejor con salida de humos exterior. Aunque existen sistemas para evitar la salida al exterior, en casos en que no se pueda hacer, siempre es preferible que la salida de humos sea al exterior.
  • Ten en cuenta las nuevas funcionalidades. Las campanas más modernas ya incluyen automatismos muy interesantes, que debemos tener en cuenta a la hora de elegirlas. Por ejemplo, algunas se pueden programar, o se encienden automáticamente cuando se genera humo en la cocina o se apagan cuando detectan que se ha acabado de cocinar. Funcionan con sensores y son muy interesantes.
Como puedes comprobar el de las campanas extractoras es un mundo, y seguro que puedes encontrar la que mejor se adapte a tus necesidades y quede perfecta en tu cocina.

©









AirHelp Many GEO's


Loading...
Cafago WW
Tomtop WW