Esta casa de vacaciones construida para una familia de Helsinki es una reinterpretación contemporánea de la clásica cabaña de troncos. Partiendo del modelo prefabricado Kustavi 125 de la firma Pluspuu, la vivienda cuenta con una superficie de 125 metros cuadrados, dos dormitorios, un cuarto de baño y un gran espacio común donde conviven el salón, el comedor y la cocina. Las paredes externas están hechas de madera laminada encolada que consta de tres capas de pino sin aislamiento adicional. Los muros internos también son de madera tratada con cera para madera blanca. Ventanas con triple acristalamiento y una bomba de calor geotérmica proporcionan aislamiento y calor para hacer frente a los crudos inviernos finlandeses.

©











Loading...