Coco narra la historia de un niño de 12 años, Miguel, quien sueña en convertirse en un músico exitoso a pesar de que su familia no está de acuerdo con él, pues creen que han sido maldecidos por la música ya que su tatarabuelo, Héctor, abandonó a su familia para seguir sus sueños de ser cantante.

No obstante, Miguel se aferra a sus sueños y toma prestada la guitarra del fallecido Ernesto de la Cruz, sin imaginar que esto lo llevará directo a la Tierra de los Muertos donde conocerá a sus antepasados y el origen de su pasión por las melodías. La trama de la historia por sí sola es llamativa, pues no se parece a algo que hayamos visto antes.

Sin embargo, hay más de una razón por la que este filme es probablemente la mejor animación que Pixar haya realizado hasta el momento, y aquí te lo demostramos.

1. Está inspirado en el Día de Muertos

Escena de Coco, Pixar, Miguel dejando flores en el altar de muertos

La película está inspirada en la celebración del Día de Muertos (2 de noviembre) y es una carta de amor a México. El equipo de Pixar viajó varias veces al país para capturar los colores, los festejos, pero, sobre todo, las tradiciones que se enmarcan en la cultura mexicana.

Lee Unkrich, director.

2. Guiños mexicanos

Escenas de la película Coco, Frida Kahlo, Miguel y Ernesto de la Cruz

En Coco se representa el arte de Frida Kahlo, la música de la gran Chavela Vargas, Jorge Negrete y Pedro Infante, personajes emblemáticos de la cultura mexicana (aunque Chavela nació en Costa Rica, ella se consideraba mexicana a sí misma).

3. Es capaz de conmover el corazón más duro

No hay nada que nos haga llorar tanto como ver a Miguel y a mamá Coco cantando Recuérdame. Esta escena es capaz de hacer llorar hasta a una piedra (literalmente) pues nos recuerda a nuestros muertos y nos hace apreciar más a quienes todavía están en vida con nosotros.

4. Es un musical animado

Coco es la única película de Pixar que también es un musical. Sí, otras tienen canciones pero no que los personajes interpreten a todo pulmón.

5. Detalles ocultos

Escena de Coco, Pixar, Héctor sonriendo

La guitarra que creíamos pertenecía a Ernesto de la Cruz tiene pintada una calavera con un diente de oro, insinuando que en realidad la guitarra pertenecía a Héctor.

6. Ganó dos premios de la Academia

Escena de la película Coco, Pixar, Miguel y Héctor bailando en la calle

El primero a Mejor Película Animada y el segundo a Mejor Canción Original por Recuérdame.

©











Loading...